Buscar
 

El SAON festeja su centenario
(20/04/2017)

El Sindicato Argentino de Obreros Navales, cuyo Secretario General es Juan Speroni, celebra cien años desde sus inicios en abril de 1917. Por esa razón elaboró un libro especial donde se refleja la historia de las luchas de los obreros navales a lo largo de estos cien años. El libro, editado por el Anuario Portuario y Marítimo, servirá para tener una referencia de la historia de estos trabajadores que primero lucharon por sus derechos laborales y luego extendieron su lucha a la defensa de la propia industria y de la marina mercante nacional. Vea la versión electrónica del libro aquí.

A continuación transcribimos parte del Editorial de esa publicación especial realizada en homenaje al centenario de esa institución tan representativa del sector:

“Aquel lejano 20 de abril de 1917, un grupo de trabajadores navales de concepción ideológica anarquista y socialista, daban forma a la primera organización federada de trabajadores navales, comprendiendo que la defensa de los intereses de los trabajadores pasaba por la unidad y la organización.

En este marco y con las dificultades de ese período, la lucha por conseguir las reivindicaciones que se planteaban en ese contexto histórico, fueron protagonistas en la lucha por reducir las horas de trabajo, conseguir salarios y condiciones dignas de vida. Desde esa etapa transitaron hasta el presente, cien años de acontecimientos políticos, sociales y sindicales en nuestra nación, plagados de episodios y de circunstancias que marcaron el rumbo de nuestra organización sindical y del movimiento obrero argentino. (…)

La lucha del principio del siglo XX, se enmarcaba en un nuevo lineamiento Sindical, donde se vuelve a reivindicar la lucha de clases y los métodos de acción directa y la huelga general, se proclama la unidad del movimiento obrero entre la UGT y la FORA. Este movimiento llega a protagonizar grandes luchas obreras con los anarquistas, la huelga de inquilinos (1907), la semana roja (1909), y los partos del centenario (1910). Todas esas luchas se dan en un marco de gran represión, con heridos y muertos como en los talleres Metalúrgicos Pedro Vasena e Hijos, que terminó con 700 muertos y 4000 heridos, entre otros. Acontecimientos de estos que fueron construyendo la necesidad de constituir espacios superiores a los ya alcanzados, es decir nucleamientos sindicales de distintas actividades que se expresaron como la FORA y otros espacios de construcción superior. (…)

A partir de 1945 empieza a inscribirse otra historia en nuestro país teniendo como protagonista central al Teniente General Juan Domingo Perón y al movimiento nacional para la construcción de una patria justa, libre y soberana. Los trabajadores dan el gran salto desde la lucha reivindicativa para pasar a ser un protagonista activo en lo político construyendo organizaciones sindicales fuertes y con la consolidación de un movimiento obrero que pasaba a ser parte indisoluble del proyecto político del General Perón. Lamentablemente este proyecto termina en el año 1955 por las bestias que conformaban el aparato militar de entonces que, con el uso de las armas que le entrego el pueblo argentino para custodiar los interés nacionales, no dudaron en utilizar las mismas para masacrar al pueblo argentino, una prueba excluyente de que estos sectores que expresan intereses minoritarios no vacilan en utilizar cualquier medio para destruir los proyectos que generan las condiciones de una distribución justa y equitativa, que tienen como norte la justicia social, la soberanía política y la independencia económica. El proyecto peronista que expresaba la construcción del movimiento nacional fue tan significativo que los trabajadores y el pueblo argentino durante toda la década del sesenta resistieron con apasionamiento las intervenciones militares teniendo como consigna central el retorno del General Juan Domingo Perón; hecho este que se logra el 17 de Noviembre de 1972. Consumada la aspiración legítima del pueblo argentino del retorno del General y alrededor de esta situación se generan distintos acontecimientos como la masacre de Ezeiza, la Presidencia de Cámpora y finalmente la formula Perón - Perón que asume la presidencia de la Nación, hay que entender que entre la vuelta y el exilio el país ya no era el mismo. Los sectores de derecha y los sectores de izquierda dentro del peronismo, generaban una disputa que ya no era entendible teniendo en cuenta que Perón estaba en el poder. Desde una visión extraordinaria entendía la situación externa e interna y quizó consolidar la unidad nacional para llevar adelante su proyecto que era el proyecto del pueblo Argentino. Indudablemente la oligarquía conspiraba contra esta unidad. Finalmente la muerte de Perón dejo un vacío en el movimiento que no pudo ser salvado por los sectores que componían el peronismo, nuevamente los sectores minoritarios conjuntamente con las fuerzas armadas fueron construyendo el camino hacia el 24 de Marzo de 1976. Este golpe militar fue el golpe más sangriento de toda América latina, fue cruento en el genocidio, muerte y tortura de los cuadros del peronismo y del movimiento obrero y, por otra parte, Martínez de Hoz, principal Ministro de Economía de la dictadura militar, patentizó el camino de la destrucción de los sectores industriales y puso en marcha nuevamente la visión de un país agro exportador, abriéndonos al mundo con las importaciones, con endeudamiento externo y expropiando gran parte del salario de los trabajadores generó un escenario que poco después culminaría con el mayor endeudamiento conocido en nuestro país y con consecuencias letales para el pueblo Argentino. La lucha por la recuperación de la democracia tuvo como testimonio el protagonismo de algunos sectores, pero fundamentalmente fue el movimiento obrero quien más puso para conseguir la democracia en nuestro país, recuperando el estado de derecho en el año 1983. (…)

Estos 30 años de democracia continua en nuestro país, nos deja como saldo escenarios de hiperinflación, de estabilidad sin trabajo, endeudamientos, desocupación, y ya todo lo conocido. Pareciera ser que la búsqueda de consolidar un proyecto de nación justa, libre y soberana con justicia social, con trabajo, que lleve tranquilidad a la familia argentina, no se puede lograr porque atravesamos una década que fue la del 80´ que culmina con la hiperinflación, la década de los 90´que culmina con la crisis de 19 y 20 de Diciembre del 2001, y la última década que entendíamos que se empezaba a revalorizar nuevamente al estado nacional por encima del mercado, un proyecto que indudablemente trajo aportes en términos de inclusión importantes para el pueblo argentino y en términos de derecho, y de inclusión de trabajadores al mercado laboral. Sin duda, desde nuestra visión desde la recuperación de la democracia hasta la actualidad fue el gobierno que sembró las condiciones para la construcción de una sociedad equitativa. En el año 2016 asumió un nuevo gobierno. que gano las elecciones legítimamente, pero que en términos de decisiones está construyendo las condiciones de una historia ya conocida por todos los trabajadores Argentinos. La visión de un país agro exportador, con importaciones que destruyen nuestra industria y nuestro mercado interno, endeudamiento y la pretensión de bajar los costos cercenando puestos de trabajo, salarios y Convenios Colectivos. Quizás el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, que plantea un sistema antiglobalizador defendiendo el trabajo norteamericano haga reflexionar a nuestro gobierno para que modifique el rumbo de las decisiones tanto en lo interno como en lo externo.”


 


 



Recomendar una Noticia a un Amigo

Su Email
El Email de su Amigo



RECOMENDAR
Recomendar el Sitio a un Amigo
Su Email
Email de su Amigo

NEWSLETTER
Reciba en su buzón de correo electrónico el resumen de noticias semanales de Globalports On Line.

 

 

 

Home | Empresa | Contacto

.