Comercio Exterior

En la previa a la Cumbre del G20, Trump revisará "castigo" al biodiésel argentino

En la previa a la Cumbre del G20, Trump revisará

 El Gobierno argentino recibió la noticia con alivio: el Departamento de Comercio de los EE.UU. publicó este miércoles su decisión de iniciar una “revisión” de los derechos antidumping que se aplicaron a las importaciones de biodiésel de Argentina.
Cabe recordar que las exportaciones de este derivado de soja a ese país, previo a la aplicación de estas medidas, representaban un negocio de 1.500 millones de dólares por año, lo que llegó a equivaler al 25% del valor total de los despachos al mercado estadounidense.
El canciller Jorge Faurie afirmó que la decisión de inicio de la revisión adoptada por el Departamento de Comercio es “un resultado concreto del regreso a la normalización en nuestra relación con el mundo” y explicó que “representa la posibilidad que, al final de dicho proceso, si las negociaciones son exitosas, las importaciones de un producto de nuestro país, con alto valor agregado, puedan recuperar el acceso a un mercado muy significativo como lo es el de EE.UU.”
En tanto, el secretario de Relaciones de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, consideró “acertada” esta decisión que “permite comenzar a buscar una solución definitiva a este tema”.
Desde Cancillería resaltaron que, pese a que la ley estadounidense normalmente exige un plazo mínimo de dos años de vigencia en este tipo de medidas, el Secretario de Comercio hizo uso de la excepción prevista en dicha ley y consideró que existía “causa justificada” (“good cause”) para el inicio de la revisión.
"La revisión fue solicitada por el Gobierno Argentino, con el apoyo de nuestras empresas exportadoras, y está fundamentada en el cambio de circunstancias provocado por la reducción del diferencial entre los derechos de exportación aplicados al biodiésel y aquellos que pagan los insumos del mismo (poroto y aceite de soja)", destacaron desde la cartera que conduce Faurie.
Un duro castigo
A comienzos de año, el Departamento de Comercio de Estados Unidos había llegado a la conclusión final de que las importaciones de biodiésel de Argentina e Indonesia habían sido objeto de dumping.
Así, los aranceles para el combustible argentino en base a aceite de soja se ubicaron en un rango de entre 71,45% y un 72,28%.
"El Departamento de Comercio determinó que la Argentina está otorgando subsidios injustos a sus productores de biodiésel", aseguró en su momento la oficina oficial del Gobierno de los Estados Unidos, a cargo de Wilbur Ross.
En este contexto, las plantas exportadoras de biodiésel están pasando un mal momento. En septiembre llegó a haber ocho plantas paradas, con una capacidad de producción de 4,5 millones de toneladas anuales, debido a las restricciones externas.
Al cierre del mercado de Estados Unidos se le sumó que los importadores de la Unión Europea paralizaron las compras ante la posible aplicación de una medida antidumping a este combustible.
Por eso es que la decisión de la Casa Blanca de revisar la medida generó una fuerte expectativa en el Gobierno de Macri. Fuente: Iprofesional



Enviar la Noticia a un Amigo

Recomendar a un Amigo




Newsletter