Por Violeta García

Los marinos han sido los héroes anónimos de esta pandemia, ya que el mundo depende de ellos para transportar más del 80% del comercio en volumen, incluidos alimentos y productos médicos vitales, energía y materias primas, así como productos manufacturados en todo el mundo”  publicó la Organización Marítima Internacional, OMI.

A un poco más de un año desde que se inició la pandemia producida por el Covid- 19, la OMI , entre otras organizaciones, pide a los gobiernos del que se designe como trabajadores esenciales a la gente de mar, se priorice en su vacunación y se faciliten los cambios de tripulación.   Al respecto la OMI expresa que “han sido víctimas colaterales de la crisis, ya que las restricciones de viaje han dejado a decenas de miles de ellos varados en los barcos o no pueden unirse a los barcos

En marzo de 2021, se estimó que habían unos 200.000 marinos  a bordo de buques comerciales con los contratos expirados y sin poder regresar a casa, otro numero similar de marinos se encuentran esperando poder abordar esos barcos para hacer el reemplazo.   Según datos de la OMI, en un día normal hay aproximadamente un millón de marinos trabajando en buques de carga de todo el mundo.

La suspensión de vuelos internacionales, cierre de fronteras, aeropuertos y puertos es una de las razones por las cuales no fluye el recambio de tripulación.  Adicionalmente se encuentran las restricciones de ingreso a los países para prevenir la propagación del coronavirus. 

La falta de disponibilidad de vuelos comerciales ha reducido significativamente las opciones de viaje para la gente de mar. Los cierres de fronteras significan que algunos no pudieron transitar por países extranjeros o viajar a aeropuertos para tomar sus vuelos a casa. La situación se complica aún más por las dificultades para obtener visados ​​o permisos de viaje a los países de tránsito o incluso para entrar en sus países de residencia. Los requisitos de cuarentena también pueden dificultar los viajes” explica la OMI.

La designación de trabajadores clave para la gente de mar es esencial para eximir a estos profesionales de las restricciones de viaje específicas relacionadas con COVID, permitiéndoles viajar entre su país de residencia y los barcos, y ser repatriados al final de sus contratos. Esto es vital para permitir que se produzcan cambios de tripulación.

Los contratos de la gente de mar suelen durar entre cuatro y seis meses en los buques alternados con periodos de descanso. Cuando están en el mar pueden trabajar turnos de 10 a 12 horas, durante los 7 días de la semana. 

Los marinos que pasan períodos prolongados a bordo corren un mayor riesgo de sufrir efectos adversos para la salud, incluidos problemas de salud física y mental. Miles de marinos varados a bordo de buques ya han expresado su agotamiento, fatiga, ansiedad y estrés mental. Y un marino fatigado física y mentalmente tiene un riesgo mucho mayor de verse involucrado en un siniestro marítimo”  según el informe de la OMI. 

El cambio oportuno de tripulación son vitales para prevenir la fatiga y proteger la salud, la seguridad y el bienestar de la gente de mar, garantizando así el funcionamiento seguro del comercio marítimo. No se pueden posponer indefinidamente.

Los marinos que pasan períodos prolongados a bordo corren un mayor riesgo de sufrir efectos adversos para la salud, incluidos problemas de salud física y mental. Miles de marinos varados a bordo de buques ya han expresado su agotamiento, fatiga, ansiedad y estrés mental. Y un marino fatigado física y mentalmente tiene un riesgo mucho mayor de verse involucrado en un siniestro marítimo.

Los cambios de tripulación son esenciales para cumplir con las regulaciones marítimas internacionales en materia de seguridad, salud y bienestar de la tripulación y empleo. El Convenio sobre el trabajo marítimo (MLC) de la OIT de 2006 establece que el período continuo máximo que una gente de mar debe prestar servicio a bordo de un buque sin licencia es de 11 meses. Este período puede excederse en situaciones de “fuerza mayor”, pero cualquier prórroga debe ir acompañada de las salvaguardias adecuadas para evitar abusos y proteger los derechos de la gente de mar. Según la OIT, se ha exigido que cientos de miles de marinos permanezcan a bordo más allá del período máximo de 11 meses. En algunos casos, la gente de mar no ha podido regresar a casa durante 18 meses.

Al 23 de abril de 2021,  58 Estados miembros de la OMI y dos miembros asociados  han designado a la gente de mar como trabajadores clave. Los Estados miembros son: Azerbaiyán, Bahamas, Bangladesh, Barbados, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Croacia, Chipre, Dinamarca, Dominica, Egipto, Finlandia, Francia, Gabón, Georgia, Alemania, Ghana, Grecia, India, Indonesia, Irán ( República Islámica de), Irlanda, Italia, Jamaica, Japón, Kenia, Kiribati, Líbano, Liberia, Islas Marshall, Moldavia, Montenegro, Myanmar, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nigeria, Noruega, Panamá, Filipinas, Polonia, Portugal, República de Corea , Rumania, Arabia Saudita, Singapur, Eslovenia, Sudáfrica, España, Suecia, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, Estados Unidos, Venezuela (República Bolivariana de), Yemen. Los miembros asociados son: Islas Feroe y Hong Kong (China).  

Para leer más en 👉 Revista A Buen Puerto

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Mayo 2021
Ver publicación online aquí "Hacia un sistema de navegación integrado.