En el Puerto Boca el registro de Prefectura Naval fue aún más bajo, solo 20 centímetros. El río Gualeguay, en Puerto Ruíz, llegó por segunda vez en el año a la escala “sin registro” porque su nivel es por debajo de los 10 centímetros.

La sequía se extiende en gran parte de Argentina y en la Mesopotamia comenzó a tornarse en un problema. La escasez de lluvias secó las napas de la tierra y los productores no pueden sembrar “por la dureza de los terrenos” y lo que está implantado puede perderse por la sequía.

Pero ahora, el problema se siente también en las ciudades. El río Gualeguay se mantiene en niveles históricamente bajos. Hay tramos que están virtualmente secos y en Puerto Ruíz no se pudo medir la altura de las aguas, porque solo hay algo de barro y cada vez más seco.

El Gualeguaychú está casi igual. El leve aporte del Uruguay da un pequeño respiro: 30 centímetros en el puerto local según Prefectura Naval y 20 centímetros en Boca. Es tan bajo el nivel que peligra la extracción de agua para la potabilización y, por eso, desde Obras Sanitarias de la Comuna salieron a implorar un “uso racional” del recurso.

Según los informes hidrológicos del Instituto Nacional del Agua [INA]  el “Río Paraná en territorio argentino sufre la falta de lluvias y el caudal que ingresa al tramo oscila próximo a los 10 mil m3/s, muy por debajo del promedio de noviembre desde 1995”.

La perspectiva del INA es que “continuará siendo muy inferior y se mantendrán los niveles en la franja de aguas bajas. En Santa Fe el nivel se mantiene próximo a 0,50 centímetros, sin expectativa de repunte. Promediará en noviembre 0,66 metros, es decir 2,41 metros por debajo del valor normal”, graficaron.

Por su parte, en el Delta el clima se mantendrá “prácticamente sin lluvias en la semana. En el estuario se destaca la bajante con persistencia de aguas bajas. No se espera una recuperación hacia niveles normales durante el resto de la primavera y primera mitad del verano, por lo menos. En Villa Paranacito el nivel continuó oscilando próximo a 1 metro”.

El organismo también reportó la situación del Río Gualeguay donde hay una “condición de los suelos marcada por la escasez. La perspectiva para el trimestre hasta el 31 de enero de 2021 no indica cambios favorables significativos”.

Paralelamente, sobre la Alta Cuenca del Río Uruguay las “lluvias acumularon entre 20 y 50 milímetros y los embalses emplazados sobre el tramo superior del río continúan con menos de la mitad de su capacidad de reserva. No se espera una recuperación en el corto plazo porque el pronóstico no asigna una probabilidad significativa de lluvias”.

Según INA, en la Cuenca Media “no se espera un repunte en la semana”, al igual que sobre la Cuenca Baja del Río Uruguay donde hay “escasas lluvias en la semana. El embalse de Salto Grande continuaría oscilando en 2,70 metros por debajo de su valor normal de 35 metros”.

Con respecto a Concepción del Uruguay el informe oficial de INA explica que: “El tramo inferior presenta niveles mayormente en la franja de aguas bajas. En Concepción del Uruguay el nivel promedia en noviembre 0,80 m (2,30 m por debajo del valor normal)”.

Con este panorama se aguarda un verano con pocas precipitaciones y posible mortandad de peces a causa de la faltante de oxígeno en los ríos y arroyos. Aunque lo que más preocupa es, si con estos niveles, los caudales permitirán extraer agua para potabilizar para el consumo general.  Fuente: R2820

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Enero 2021
Ver publicación online aquí Presentación del XXX Seminario Internacional de Puertos y Vías Navegables - Entrega del Premio Carlos Armero Sixto - Todas las Noticias del Sector en formato Multimedia