La agencia naviera de la ONU aprobó el jueves nuevas medidas para impulsar la eficiencia energética de los buques comerciales, aunque los críticos dijeron que la medida no cumplía con lo que se necesitaba para reducir la huella de carbono de la industria.

La Organización Marítima Internacional (OMI) adoptó formalmente las reglas para reducir la intensidad de carbono de los barcos existentes después de que los estados miembros llegaran a un acuerdo sobre los planes en una reunión virtual esta semana.

Las medidas se suman a las regulaciones de eficiencia energética ya adoptadas para los nuevos buques y tienen como objetivo reducir la intensidad de carbono del transporte marítimo internacional en un 40% para 2030 en comparación con los niveles de 2008. Sin embargo, algunos activistas ambientales dijeron que las nuevas regulaciones, que entrarán en vigencia en enero de 2023, eran insuficientes.

Faig Abbasov, del grupo ecológico europeo Transport & Environment, dijo que las reglas adicionales eran “nada más que una medida cosmética“.

John Maggs, de la Clean Shipping Coalition, agregó que la mejora anual del 1,5% requerida en la intensidad del carbono “no se acerca a la mejora anual del 7% necesaria” para mantener el calentamiento dentro de los objetivos climáticos del Acuerdo de París.

La OMI ha dicho que tiene como objetivo reducir las emisiones totales de gases de efecto invernadero de los barcos en un 50% con respecto a los niveles de 2008 para 2050, pero está bajo presión para acelerar la acción.

El secretario general de la OMI, Kitack Lim, dijo la semana pasada que “el fracaso no es una opción“.

“Si fracasamos en nuestra búsqueda, no es descabellado concluir que corremos el riesgo de tener iniciativas unilaterales o multilaterales“, dijo al inicio de las conversaciones virtuales de la OMI, que comenzaron el 10 de junio.

En abril, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que Washington se uniría a un esfuerzo internacional para lograr cero emisiones en la industria naviera mundial para 2050.

La Unión Europea ha presionado por separado para que se tomen medidas más duras en la OMI.

El próximo mes, Bruselas propondrá políticas para frenar las emisiones del transporte marítimo, incluido un plan para agregar el sector al mercado de carbono de la UE, o al sistema de comercio de emisiones (ETS), que requiere que los barcos compren permisos cuando contaminen.

Esto ha generado temores entre algunos en la industria de una regulación adicional fuera de la OMI. Jytte Guteland, parte de la delegación europea en las conversaciones de la OMI, dijo que Bruselas “le dio a la OMI toda la oportunidad y no la aprovechó“.

El resultado de esta conferencia debe ser una señal para la Comisión Europea de que necesitan crear un ETS muy fuerte“, dijo a Reuters. “Es hora de que avancemos”. Fuente: Marine Links

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Octubre 2021
Ver publicación online aquí Edición Especial Zárate Campana 2021