Los embarques de aceites vegetales desde Argentina cayeron casi medio millón de toneladas en el 2020. Solo el aceite de girasol explica el 76% de la baja. En total, se exportaron 6 Mt, de las cuales el 95% se originó en puertos del Gran Rosario.

Según el último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, «los despachos al exterior de aceites vegetales desde Argentina en 2020 cayeron un 7% a 6 millones de toneladas en el 2020″.

Así, según fuentes oficiales, «Argentina embarcó un total de 6.036.423 toneladas de aceites vegetales en el 2020. Este volumen equivale a una caída de 448.072 toneladas, o un 7%, respecto al año anterior y 1,5 millones de toneladas abajo del récord que consiguió en el año 2007″. La cifra computa los siguientes aceites: de soja (tanto de origen argentino como paraguayo y boliviano), girasol, algodón, cártamo, maíz y maní.

Se destaca, sin embargo, el impresionante aumento en el volumen despachado desde el puerto de Zárate, que de menos de 5.000 toneladas de aceites embarcadas en el 2019 pasó a exportar casi 42.000 toneladas en el 2020, una suba del 760%.

El nodo Rosario también vio crecer el tonelaje exportado en un 14% a 795.000 toneladas, gracias principalmente a los mayores despachos desde la terminal de Bunge en General Lagos. El nodo San Lorenzo/Puerto General San Martín, en tanto, si bien sigue siendo por lejos el principal despachante de aceites de la República Argentina con embarques por cerca de 5 Mt, un 82% del total nacional, sufrió una pérdida del 8% respecto al volumen exportado el año anterior. El Nodo Up River / Gran Rosario alcanza así embarques totales por 5,75 Mt en el 2020, 5% menos que el año anterior.

Por su parte, los embarques desde los puertos marítimos del sur de la Provincia de Buenos Aires sumaron conjuntamente cerca de 250.000 toneladas, un 38% menos que el año anterior. La mayor caída se observa en el Nodo Bahía Blanca que despachó un total de 58.500 toneladas de aceites vegetales, con una caída interanual del 67%, en tanto que los embarques desde el Nodo Necochea/Quequén cedieron un 15% a 190.000 toneladas.

«A pesar de la caída del 5% en el volumen de despachos, el Gran Rosario continúa siendo el principal polo exportador de aceites vegetales con una participación del 95%», señala la Bolsa de Comercio de Rosario.

En el año 2020, los puertos del Gran Rosario presentaron un pequeño retroceso en el porcentaje que representan en el total de los despachos de aceites vegetales de Argentina. Las principales caídas interanuales se detectan en los embarques desde las plantas de Vicentín en San Lorenzo (-400.000 toneladas) y Terminal 6 (-121.000 toneladas). Del lado opuesto, las principales subas se registran en las terminales portuarias de Bunge en Gral. Lagos (+108.000 toneladas) y de COFCO en Timbúes (+97.000 toneladas).

En total, los puertos de la región embarcaron 5.746.273, o un 95% del total nacional. Además, en el año 2020 el Nodo Gran Rosario ha sido el responsable de:

•    El 98% de los embarques de aceite de soja de origen argentino y el 100% del aceite de soja de Paraguay.
•    El 100% de los despachos de aceite de cártamo y aceite de algodón.
•    El 51% de los embarques de aceite de girasol.
Las 3.100 toneladas embarcadas de aceite de maíz, en tanto, se despacharon exclusivamente desde el puerto de Zárate.

En tercer lugar, «la caída en volumen embarcado del 2020 se observa en todos los productos, aunque el aceite de girasol lidera las bajas con una pérdida del 45% del tonelaje exportado respecto al año anterior. El aceite de soja se mantiene relativamente estable, incluso a pesar de las fuertes caídas en los despachos de poroto y harina de soja», señala la BCR.

Con algo más de 411.000 toneladas de aceite de girasol embarcadas en el 2020, la caída respecto al año anterior asciende a 340.000 toneladas, o un 45%. Este ha sido el rubro que más explica la baja del tonelaje total exportado por Argentina, dado que los despachos de aceite de soja se mantuvieron mayormente estables en torno a los 5 millones de toneladas.

Los embarques de aceite de algodón, por su parte, perdieron casi 15.000 toneladas en el año, o un 65% respecto al año anterior, en tanto que el aceite de cártamo registró una caída del 7% interanual, o 274 toneladas.

Resulta peculiar el caso del aceite de soja, que mantuvo en términos relativos el volumen de embarques respecto al año anterior (la caída es de apenas el 1%) cuando los despachos de harina de soja cayeron un 20% interanual y los de poroto un 30%. El principal factor que explica estos movimientos es la drástica caída en la absorción interna de aceite de soja por parte de la industria de biocombustible, en un año donde la pandemia generó una presión histórica sobre la demanda de energía primero, y el precio de los combustibles fósiles después. Recordemos que en abril el contrato de referencia para el petróleo en NYSE llegó a cotizar en valores negativos, ante la imposibilidad de continuar almacenando un mayor volumen de combustible con la demanda por el piso.

Por su parte, «Renova y Terminal VI fueron las terminales que despacharon el mayor volumen de aceites vegetales desde Argentina durante el 2020, aunque se destaca el crecimiento tanto de Bunge en Gral. Lagos como de COFCO en Timbúes».

Renova, una de las plantas más modernas del Gran Rosario junto con Terminal 6 han liderado nuevamente el podio en volumen de despachos de aceites vegetales en el 2020, con 1,54 y 1,13 millones de toneladas, respectivamente. En tercer lugar se encuentra la terminal de Molinos Agro en San Benito, que sobrepasó el medio millón de toneladas en embarques de aceite, y entre las tres cubrieron más de la mitad de los embarques totales del país en este rubro.

Completan el top-10 Cargill en Villa Gobernador Gálvez (con despachos por 482.400 toneladas), COFCO en Timbúes (404.500 t) y en Puerto General San Martín (349.600 t), Dreyfus en Timbúes (322.900 t), Bunge en General Lagos (311.300 t), Vicentín en San Lorenzo (242.700 t) y Cámara Portuaria de Quequén (189.800 t).

Si se analiza ahora el crecimiento respecto del año anterior en toneladas, se destacan los casos de Bunge en General Lagos y COFCO en Timúes, que lograron despachar, respectivamente, 108.125 y 96.781 toneladas más que el año anterior. En términos porcentuales, por lejos la mejor performance fue la de la Terminal Del Guazú en Zárate que consiguió embarcar un 760% más que el año anterior, sumando 41.900 toneladas totales. Fuente: BCR News

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Abril 2021
Ver publicación online aquí Revista A Buen Puerto - Abril 2021 - "La hora del Magdalena".