Un marinero muerto y al menos 64 casos positivos es el informe de los dos buques pesqueros custodiados por la Prefectura Naval Argentina en Puerto Deseado, Santa Cruz.

Un de las embarcaciones es  el “Xin Shi Ji 89” perteneciente a la empresa Fénix Internacional , donde el jefe de máquinas, Manuel Walter Quiquente de 68 años, falleció tras presentar síntomas compatibles con el coronavirus. Hisoparon al resto de los tripulantes y tras dar positivos tripulantes fueron trasladados a una cabaña de aislamiento con custodia de las fuerzas federales. Estuvieron tres días amarrados en el puerto, informaron a este medio fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Inicialmente Quiquente empezó a manifestar síntomas compatibles coronavirus y a los pocos días murió. El hisopado póstumo confirmó que al momento de su muerte tenía coronavirus. Por la edad de la víctima estaba dentro de las personas consideradas en grupo de riesgo. El caso es investigado por la Justicia Federal.

Las autoridades locales temen que los brotes en las embarcaciones pesqueras produzcan un colapso del sistema sanitario de Río Gallegos. De acuerdo al último reporte del Hospital Distrital de Puerto Deseado el sábado se detectaron 37 casos positivos (33 de marinería y cuatro locales) y se dieron 12 altas. Cinco personas permanecen internadas en sala común y una murió.

En el caso de la embarcación “Anabella M” se registró una situación similar donde 40 de los 52 tripulantes dieron positivos para coronavirus después de que la nave amarrara en Puerto Deseado con varios marineros con síntomas de la enfermedad.

Según trascendió hasta la oficialidad del buque se encuentra contagiada. Miembros de la tripulación informaron que ya había zarpado con marineros con síntomas. Los primeros tripulantes detectados positivos fueron alojados en un hotel de Puerto Deseado, mientras se espera el destino del aislamiento del resto de los positivos.

El pesquero Anabella M fue incorporado en junio de 1994 a la firma de capitales españoles Pescapuerta S.A. y en octubre de 2004 a Puerta Austral S.A.

Reclamo
A principios de mes desde el sector reclamaron que a los trabajadores pesqueros les apliquen la vacuna contra el coronavirus. El pedido lo hicieron familiares del pesquero marplatense Repunte, que naufragó en junio de 2017 frente a las costas de Chubut y que terminó con diez muertos.

La abogada Lorena Arias dijo que adhieren al reclamo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a los gobiernos para que “consideren como trabajadores esenciales a las tripulaciones aéreas y a los marineros y los incluyan entre los grupos prioritarios para recibir alguna de las vacunas disponibles contra el COVID-19”. Aseguró que la Organización Marítima Internacional (OMI) describió “la situación que vivió la gente de mar durante todo el año pasado como una violación de los derechos humanos”.

Arias sostuvo que 45 países ya incluyeron a estos rubros entre los prioritarios pero que en la Argentina no se los vacuna “por no considerarlos esenciales”. Advirtió que las condiciones en las que se realiza la actividad pesquera “hace que no se puedan garantizar las medidas mínimas de higiene y atención médica adecuada”.

Se sumó al reclamo el Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante. El titular del organismo Marcos Castro dijo que los trabajadores marítimos “constituyen el único colectivo que asume un riesgo adicional pues, en muchos casos, de producirse un contagio, podrían transcurrir varios días antes que los afectados puedan acceder a atención médica, en razón de la posición del buque y de condiciones climáticas”. Fuente: Misiones on line/ Pesca Chubut

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Agosto 2021
Ver publicación online aquí Los protagonistas de las 4tas Jornadas de Transporte y Logística