La Asociación Intermodal de América del Sur, AIMAS, presentó una propuesta a la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación de Argentina para que se comience la integración camión – tren – barco con la filosofía de la Economía de Transporte Intermodal, contempla el uso inmediato del tramo de 1.800 Km entre Villa Mercedes y Bariloche.

La presentación fue suscrita por actores públicos y privados de San Luis, Córdoba, Río Negro, Buenos Aires y La Pampa. El documento continúa en línea para su firma electrónica por cada nueva entidad o sector que decida estar presente.

Contrariamente a lo que la cultura popular cita, los ferrocarriles se construyeron hacia muchos puertos de Argentina, formando distintas redes regionales y, en especial, generaron una troncal de 2.800 Km que va desde Tucumán a Bariloche sin pasar ni por Rosario ni por Ciudad de Buenos Aires, sino por La Banda, Córdoba, Villa Mercedes, General Pico, Bahía Blanca, Viedma y San Antonio Oeste, si bien el 84% de esas vías están operativas.

Como ningún ramal ferroviario es una cuestión aislada y tiene territorio económico con personas que viven allí, trabajan, invierten, producen y consumen, ya desde la fundación de AIMAS en 2017, los miembros originales provenientes de Río Negro y Buenos Aires, conformaron el Comité Ejecutivo Interportuario Norpatagónico, cuya mesa fue invitando, consultando, compartiendo la propuesta de integración de los modos, alcazando a sumar actores públicos y privados de San Luis, Córdoba, La Pampa.

Esa concepción de RED, donde la carga y las personas pueden ir de cualquier punto a cualquier otro, es al que generó la ecuación de sustentabilidad a la propuesta, lo que llevó a sumar al corredor Zapala – Cañuelas por vía Pringles, para así poder conformar tráficos que generen densidad y sean atractivos para la integración con el camión, ya que su formato logístico es el interesado en subir flete al ferrocarril, bajar huella de carbono y aumentar la productividad.

Fundamentalmente, AIMAS no propone una obra con el CEIN, sino un modelo funcional en el que la infraestructura y la operación ferroviarias comiencen ya mismo a recibir el flete que el camión necesita comenzar a subir, y que lo hará con un ferrocarril que comience a responder al mismo ritmo de compromiso que el automotor.

La propuesta, que es totalmente replicable en todo el País donde las vías aún tengan un nivel de servicio que permita subir a cierto tipo de cargas generales. Solo con más flete se recuperará el ferrocarril. Solo con más y mejor oferta logística que recuperará la economía de la producción manufacturera y el consumo masivo.

En los 4.300 Km se incluyen los tráficos de granos de exportación por Bahía Blanca, las arenas para Vaca Muerta y, especialmente, miles de oportunidades de transporte de bienes de consumo y producción que podrán subir las inversiones del sector automotor a nuevos centros de transferencia, en modernos vagones de fabricación nacional y, particularmente, con la recuperación de trenes mixtos regionales que podrán movilizar las cargas de las localidades de menor densidad donde el camión tenga por conveniencia combinar con el ferrocarril.

Al mismo tiempo que se realizan las gestiones en la Nación con diferentes oficinas de producción, turismo, transporte, los miembros de AIMAS y de la Mesa del CEIN, especialmente junto a los del Ente del Corredor Bioceánico Norpatagónico, continúan con las reuniones de trabajo con las cámaras empresarias, las federaciones provinciales, los puertos, las zonas francas, las zonas logísticas y los organismos públicos municipales y provinciales que entienden en la producción, la movilidad, la logística y el desarrollo regional. Fuente: AIMAS

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Octubre 2021
Ver publicación online aquí Edición Especial Zárate Campana 2021