Por Daniel Estigarribia

A los 95 años nos ha dejado Anibal Alfredo Vanoli luego de una larga trayectoria dedicada a los intereses fluviales, marítimos – y a los pesqueros en particular – quien deja una elocuente estela de realizaciones apasionadas, surgidas de su incansable espíritu de lucha dentro de la comunidad de la industria naval y afines, tanto argentina, regional como panamericana.

Anibal Vanoli desarrolló y condujo durante más de medio siglo su Astillero Vanoli establecimiento eje de su vida y de sus actividades personales, familiares, sociales e industriales

ASPECTOS DE SU TRAYECTORIA

Vanoli fue uno de los primeros Técnicos Navales del país., Durante largos años concretó sus inquietudes que lo llevaron a ser director de la Liga Naval Argentina, fundador y director en la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA), miembro del Instituto Panamericano de Ingeniería Naval IPIN y miembro del Consejo Profesional de Ingeniería Naval CPIN, profesor de la Escuela de Nacional de Educación Técnica E.N.E.T. Nº 1 de Necochea y miembro activo de diversas entidades sociales y de bien público hasta su deceso.

Es de destacar que 16 años atrás, con un grupo de personas fuertemente comprometidas con el sector industrial naval y afines, fue fundador y primer presidente durante dos mandatos, de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval ABIN, conduciendo sus primeros pasos en dicha institución, que hoy tiene presencia en distintos ámbitos del territorio argentino, a través de astilleros, talleres, proveedores y estudios navales que la integran.

EL ASTILLERO VANOLI

Su astillero lo fundó en 1953, ubicado sobre la margen derecha (aguas arriba) del río Quequén Grande, que en sus orígenes se dedicó a la reparación y mantenimiento de buques mercantes, remolcadores y lanchas pesqueras en Puerto Quequén, actividad que con los años y experiencia se amplió hasta la construcción de más de 55 embarcaciones para diversas actividades.

Como consecuencia de los altos estándares de calidad que fueron alcanzando sus productos, sumados a los niveles de la mano de obra calificada desarrollada en el astillero, logró clasificarlo hasta lograr las cotas más elevadas exigidas por Sociedades de Clasificación como el Lloyd´s Register of Shipping, American Bureau of Shipping, Bureau Veritas y Det Norske Veritas entre otras

Con los mejores resultados que iba obteniendo el astillero, no sólo se desarrolló en el segmento específico de la industria naval y entre los representantes de empresas extranjeras de remolques, dragados y salvamento, sino que también realizó trabajos para otras industrias, en el área de mecanizados especiales de grandes piezas, montajes industriales y trabajos metalúrgicos en general.

LA ESTELA DE SU OBRA

Anibal Vanoli siempre demostró en sus actividades ser un emprendedor incansable, muy especialmente en favor de la industria naval argentina. Todas sus acciones y el compromiso demostrado en sus iniciativas, no fueron en vano, pues al recorrer sus instalaciones hemos visto como se fue consolidando la continuación de su industria y la estela de sus propuestas industriales y comerciales.

Lo fue logrando con apoyo de su familia, ya que hoy Astillero Vanoli con la dirección de su hijo Sergio Vanoli ha reactivado sus servicios asociado al empresario Hugo Obregozo, quienes conformaron la empresa Aloncar SA. con el fin de seguir trabajando en la modificación, reparación y/o mantenimiento de unidades provenientes de su zona y de otros puertos de nuestro litoral marítimo.

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval