Federico Susbielles, titular del Consorcio de Gestión del Puerto Bahía Blanca, no ocultó su satisfacción por la rescisión del millonario contrato que YPF tenía con la empresa belga Exmar y explicó los motivos de su postura.  “Es una decisión de YPF reparadora después de una decisión ruinosa que había tomado el gobierno de Macri, una foto de campaña que nos ha salido muy cara a todos los argentinos y que  buscaba vender una ficción”, dijo.

 De esta manera se refirió Federico Susbielles, presidente del Consorcio del Puerto de Bahía Blanca, a la inminente partida desde el muelle de compañía Mega, de la barcaza que YPF iba a alquilar por 10 años y finalmente ni siquiera alcanzará a hacerlo por dos. Si bien la salida de la barcaza encargada de convertir el gas de Vaca Muerta en GNL para su posterior exportación había sido anunciada por el portal especializado http://argenports.com/ el viernes 9, recién el lunes pasado se conoció oficialmente la rescisión del contrato cuando YPF lo comunicó a la Comisión Nacional de Valores (CNV). Para Susbielles la operatoria de la barcaza fue una foto de campaña con ruinosos resultados para el país. En tal sentido, dijo que esta puesta en escena comenzó en 2018 con la salida del buque regasificador que procesaba GNL importado y tras convertirlo en gas natural lo inyectaba a la red troncal.  “Se intentó vender un cambio de paradigma pero terminamos con cifras récord de importación en el puerto de Escobar, donde quedó un buque regasificador, y la tan promocionada exportación de gas por la barcaza fue un desastre porque se hizo con grandes pérdidas”.

Vaciamiento Consideró que detrás de anterior gestión de YPF hubo un plan de vaciamiento y endeudamiento, “pero eso lo tendrá que investigar la Justicia”. También señaló que la rescisión del contrato, si bien ahora habrá que pagarle a Exmar 150 millones de dólares en compensación, le iba a generar a YPF una pérdida de más de 800 millones de dólares hasta 2029.  “Gracias a la muy buena gestión de la actual conducción de la empresa logramos que YPF se haya podido deshacer de este enorme problema y poder redireccionar su esfuerzo a lo realmente importante: mejorar los niveles de exploración de Vaca Muerta.  “De esta forma –agregó–, iremos saliendo del desastre en el que nos sumergieron. Miguel Angel Gutiérrez (anterior CEO de YPF) hablaba como un escenario factible poder vender el millón de BTU a 10 dólares, pero la realidad fue que el costo de producción para la exprotación fue de 3,5 dólares en boca de pozo, 0.80 de transporte y dos dólares más por los gastos del proceso de licuefacción, con lo cual da 6,30 más impuestos internos. “Para comprobar lo ruinoso del negocio hay que saber que el costo promedio de las 5 exportaciones que YPF realizo estuvo en el orden de los 3,30 dólares, con lo cual en el primer año la pérdida fue de 150 millones de dólares y en el segundo iba en la misma línea y por eso la decisión ha sido muy buena”.

Absurdos Cuando se lanzó el proyecto se aclaró que se trataba de una experiencia piloto, por eso no se entiende por qué el contrato se firmó por 10 años y sin cláusula de salida, se le acotó. Es absurdo todo lo que se hizo. Un contrato de 10 años, sin cláusula de salida, con una limitación operativa porque para llenar un buque metanero la barcaza demoraba más de 40 días, con lo cual se disparaban los costos, sin mercado disponible y con un precio en derrumbe. “Pero hay otro absurdo: fue un contrato por 10 años cuando la misma YPF planteaba la posibilidad de un proyecto de licuefacción terrestre en el puerto de Bahía Blanca que, según dijo, podría comenzar a operar en 2024/25,  con lo cual se pisaba un contrato con otro proyecto de la empresa.  “Todo esto para mi no fue casual, sino  que estuvo planificado. YPF en 2015 producía 44,2 MMBTU y en 2019, al  final de la gestión Macri estaba produciendo 39,7 MMBTU. Lo mismo se puede observar en la producción petrolera Lo que buscaba era vaciar, endeudar y generar un escenario para privatizar. Cuando se le preguntó su el regreso del barco regasificador a Bahía es una posibilidad cercana o remota. Susbielles señaló: “No la veo ni cercana ni remota, el puerto de Bahía Blanca es una posibilidad. El regasificador que está en Escobar ya tuvo una medida cautelar en su contra y Bahía es una es una posibilidad, tenemos que ir a un escenario de realidad. “El crecimiento de producción energética en el gobierno de Macri tuvo una sola explicación: el proyecto de Vega Pléyade (Tierra del Fuego),  que empezó en 2012, en el  gobierno anterior  y que comenzó a producir en 2016 trajo un escenario de crecimiento en la producción, pero el gobierno de Macri no creó una sola inversión para dar sustentabilidad energética y mucho menos para exportar en forma sostenida. “El camino que debemos transitar es un camino de realidad, en el cual el Estado genere las condiciones y acompañe, primero con una gestión eficiente en su petrolera, que sea un poco la nave insignia en materia de exploración y en nuevos proyectos y luego en generar condiciones”. Fuente: La Nueva

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval