La campaña de maíz 2020/21, iniciada hace casi 6 meses, rompió la barrera de los 34 millones de toneladas (MT) la semana pasada. Así, para esta altura del año se consolida como la campaña con mayor nivel de Declaraciones Juradas de Ventas de Exportación (DJVE) de las que se tenga registro, según informó la Bolsa de Comercio de Rosario.

Restan 4 MT para que la campaña actual supere el total declarado en el año comercial 18/19, que fue el de mayor declaración de la historia, con más de 38,1 MT al finalizar dicha campaña.

Este contexto exportador favorable no sería posible de no ser por un buen panorama productivo, tras una temporada estival en la que el clima ayudó como no lo había hecho un año atrás. En este sentido, la campaña de maíz 2020/21 mostró un crecimiento de área sembrada en torno al 5%, lo que también viene empujando un alza del consumo interno del grano amarillo.

Sin embargo, la bajante del Paraná hace sentir sus efectos sobre los embarques en el puerto más importante que tiene la Argentina. Del 25 de agosto al 25 de septiembre se esperan embarques por 2,5 MT de maíz, de las cuales cerca del 51% se cargarán en el nodo portuario del Gran Rosario.

La situación mostraba otro panorama para ese mismo período en 2020, cuando se embarcaron 1,5 MT, pero el 67% del maíz se proyectaba a embarcar desde las terminales que están a orillas del río Paraná.

Por el lado de la soja, en la semana se sumaron DJVE por casi 0,5 MT, con la campaña actual acumulando 25,3 MT (considerando las exportaciones de todo el complejo equivalentes en poroto de soja), levemente por encima de los niveles del año pasado, que acumulaba a esta altura 25 MT. No obstante, aún sigue detrás del promedio de las últimas cinco campañas, que acumulaban para esta misma fecha un promedio de 26,4 MT.

Detrás de estos números, la entidad bursátil destaca la mejora en las perspectivas de la industria procesadora. Las DJVE de subproductos y de aceite de soja totalizan 15,3 MT y 3 MT mostrando alzas interanuales del 9% y 4%, respectivamente. Esta suba es compensada con una caída del 20% en las exportaciones de poroto de soja, que lleva cerca de 5 MT declaradas para exportar.

En lo que respecta a la venidera campaña 2021/22, a iniciarse en marzo de 2022, para el maíz y un mes más tarde para la soja, las noticias no son las mejores en el plano productivo.

Como bien destacó GEA en su informe semanal, la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos incrementó la probabilidad (67% a 70%) de que nuevamente nos encontremos con un año “La Niña”. Un contexto de menores lluvias por este fenómeno climático podría complicar la dinámica productiva para el país, aunque aún deben esperarse definiciones finales. Fuente: El Diario

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Setiembre 2021
Ver publicación online aquí La AGP ya está a cargo de la Hidrovia