Por Ariel Armero //

“En estos momentos en que estamos pensando la post pandemia y cómo reactivar la producción y el trabajo, nosotros creemos que la industria naval puede aportar, no solo con el desarrollo propio a través de sus astilleros y talleres navales, sino también en la cadena de valor y el sistema regional con el que se maneja”, dijo la titular del astillero SPI, Sandra Cipolla.

SPI Astilleros participó en  “Somos Industria”, un importante evento organizado por UIPBA, ADIBA y RedPARQUES. Sandra Cipolla – presidenta de SPI y Prosecretaria de ABIN (Asociación Bonaerense de la Industria Naval) – brindó una disertación en el marco de la Agenda de Charlas previstas para esta semana cuyo eje fue: “Industria Naval: Trabajo y Producción Nacional”. 

Industria Naval: sector estratégico del país 

Sandra Cipolla empezó su intervención enumerando las ventajas de la industria naval: “Tiene una importante capacidad de producción, transformación y de generación de empleo, además de una enorme capacidad de integración con otras industrias y cadenas productivas”. 

“En ese sentido – continuó Cipolla – nosotros desde SPI y desde ABIN (que es una Cámara muy joven creada en el año 2004) entendemos que es una industria estratégica para el desarrollo de los países y, sobre todo, para la Argentina por su gran litoral marítimo y fluvial. Creemos que es una industria estratégica por su capacidad para aportar a la economía, producción y trabajo; por ser un generador de la cadena de valor a través del desarrollo de otras actividades como el transporte de mercaderías, el aprovechamiento de los recursos marinos, el turismo, la investigación, la defensa y la seguridad, entre otros. Asimismo, como toda industria, impulsa un círculo virtuoso en donde interactúan los niveles académicos (ingenieros navales y de otras especialidades), personal calificado-especializado (que requiere capacitación permanente) y la incorporación de nuevas tecnologías”. 

Visión Federal

“Debemos pensar a la industria naval de forma íntimamente ligada a nuestros puertos y nuestro litoral marítimo y fluvial e inmersa en un nodo logístico donde también confluyen la marina mercante y el comercio exterior. Es sumamente necesario visualizarla como una industria interdisciplinaria, con capacidad de desarrollo de la cadena de valor local, regional y territorial y, además, inserta en el nodo logístico de nuestro país”, dijo la presidenta de SPI.

“Debemos pensarla-agregó – como una industria estratégica y federal que opera desde Corrientes hasta Ushuaia”. 

Litoral Fluvial, salida al mundo por nuestro puertos

El litoral fluvial y marítimo es clave para la canalización de las exportaciones del país, en ese sentido Cipolla afirmó: “Desde nuestra Cámara y nuestra empresa consideramos que debemos imaginarnos a la Argentina frente a nuestro litoral marítimo y fluvial, determinando con claridad por dónde van a salir nuestras cargas. EL desarrollo de nuestro país está en nuestros puertos y la industria naval está inserta en los puertos, en la cadena de valor y el comercio exterior”. 

“Por eso desde SPI y ABIN – aseguró Cipolla – apoyamos el proyecto presentado por el Senador Taiana que impulsa la concreción del Canal Magdalena. Esta obra estratégica  permitirá que las cargas argentinas salgan al mundo por los puertos argentinos incrementando, de esta forma, el comercio exterior, mejorando la balanza comercial y permitiendo planificar el crecimiento de la flota mercante de bandera”. 

Desarrollo del potencial naval e interacción con otros sectores productivos

La industria naval interactúa con distintos sectores productivos: pesca, defensa, seguridad e investigación, entre otros y les aporta complejidad económica y productiva.

En ese sentido, Cipolla expresó: “Desde ABIN y SPI venimos realizando un trabajo con distintas Cámaras Gremiales Empresarias, a partir de una sinergia ampliamente positiva que  permite poner en acción proyectos de inversión que impulsan el desarrollo productivo y la generación de empleo”. 

Por otra parte, Sandra Cipolla también efectuó un breve repaso de la historia de SPI Astilleros y el crecimiento de la empresa durante su destacada trayectoria y describió algunos de los proyectos que el astillero impulsa: la construcción de una draga de succión, de un remolcador dual y de barcazas para el transporte de GNL por agua. Además brindó detalles de las obras que ya comenzaron para ampliar la capacidad instalada de la empresa en la ciudad de Mar del Plata. 

“Estamos convencidos de la importancia de la articulación entre el sector público y privado, la defensa de nuestra soberanía fluvial y marítima, el desarrollo de nuestros puertos y el crecimiento de la marina mercante y la industria naval. Nos comprometemos a trabajar por el desarrollo de la producción y el crecimiento de nuestro país”, dijo Cipolla.

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval