Con estrictos protocolos sanitarios, y en consenso con los usuarios y entidades de gobierno, Terminal de Cargas Argentina (TCA) asegura la cadena de abastecimiento

Por Agustín Barletti//

Por ser un eslabón estratégico en la cadena de suministros, la Terminal de Cargas Argentina (TCA) no puede darse el lujo de parar ni un segundo.

TCA es la unidad de negocios de Aeropuertos Argentina 2000 que brinda servicios de almacenamiento y logística integral a los agentes de comercio exterior que importan y exportan por vía aérea, así como también a operadores de carga general.

“Tomamos extremas medidas de seguridad para minimizar al máximo el riesgo de contagio y para contener posibles casos de Covid-19 ya que no podemos parar la operación en este momento clave del país”

dijo a Transport & Cargo Alexander Boot, gerente general de TCA. Desde el primer día de la cuarentena, el equipo gerencial y directivo de TCA debió jugar un doble rol: el de la administración de la crisis y el de la contención emocional.

“Ideamos un nuevo sistema con diferentes modalidades operativas según las áreas. En lo operativo, redujimos la plantilla de convocados que prestaba tareas presencialmente para asegurar la reposición de personal en caso de que alguien se contagiara o fuera contacto estrecho de algún caso confirmado. Esto era clave para asegurar la continuidad operativa. Asimismo, tuvimos un enorme desafío para adaptar el funcionamiento de las áreas de administración, comercial, de recursos humanos, de seguridad, de sistemas y de infraestructura y mantenimiento. Siempre intentando mantener ese delgado equilibrio entre el cumplimiento de las normas sanitarias, el cumplimiento de las obligaciones como auxiliares del servicio aduanero y el aseguramiento de la continuidad operativa de la Terminal, incluso ante un eventual crecimiento exponencial de contagios.

El equipo de liderazgo trabajó muchísimo en esto. Y en paralelo, en acompañar emocionalmente al personal, obviamente incluyéndonos a nosotros. Al comienzo de la pandemia reinaban algunos temores y el desconocimiento por lo cual tuvimos que generar mecanismos que nos permitieran convivir con la nueva realidad sin olvidar nuestro rol: somos una empresa que trabaja 24/7, por la cual entran y salen muchísimos de los insumos que necesita la Argentina”, aseveró el gerente general de TCA.

Boot destacó el ambiente de diálogo y consenso entre los distintos interesados, que posibilitó concretar acciones comunes en términos operativos y sanitarios.
“Creamos un ámbito llamado Mesa de Colaboración Covid, comenzamos reuniéndonos todas las semanas con participación del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), Aduana, Policía de Seguridad Aeroportuaria, SENASA, Centro de Despachantes de Aduana, sindicatos, y entre todos acordamos las nuevas reglas de convivencia. Logramos publicar las 10 reglas, cosas simples, básicas, pero indispensables. No son las normas de nadie, son las de todos”, armó el directivo.

En la dimensión social de su actividad, el personal de TCA encontró un nuevo propósito y razón de ser dentro de esta crisis sanitaria global. Un paso notable en tal sentido fue el acuerdo alcanzado con la Cruz Roja.

“En su momento, la Cruz Roja Argentina, solicitó un contenedor para guardado porque estaban importando más cosas que las habituales. Conversamos con el ORSNA, la Aduana, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y encontramos una alternativa superadora: la cesión de un espacio de 900 m2 que teníamos disponible, el que se convirtió en el nuevo centro logístico de la Cruz Roja para toda la Argentina. Hasta tuvimos el honor de recibir a la Primera Dama. Estas interacciones levantan el ánimo, y podemos reconocernos en otros proyectos positivos”

Resaltó Alexander Boot.


Otro hito fue la llamada “operación Shanghái” que consistió en 35 vuelos llevados a cabo por Aerolíneas Argentinas con aviones de pasajeros adaptados para carga, para traer insumos Covid desde China.

“Esta iniciativa también ayudó a promover sentido de pertenencia y a potenciar nuestra identidad argentina. La mercadería que venía de Shanghái debía egresar en tiempo récord. En promedio una carga permanece en TCA unos siete días hasta completar su proceso de nacionalización, mientras que estas operaciones se resolvieron en horas. El Ministro de Salud de la Nación, el de la provincia de Buenos Aires, el presidente de Aerolíneas Argentinas, entre otros funcionarios a los cuales tuvimos el placer de recibir en la Terminal, han destacado la celeridad de este proceso. El desafío logístico propio de la urgencia fue notable, pero gracias a la inestimable colaboración de los diversos miembros del ecosistema, como por ejemplo la Dirección General de Aduanas pudimos asumirlo y resolverlo exitosamente”, aseguró el gerente general de TCA.

Por otra parte, si bien los volúmenes generales de carga cayeron en torno al 40% con relación a 2019, consecuencia de la pandemia, la cifra operada sigue siendo muy importante si se tiene en cuenta la disminución en la cantidad de vuelos internacionales de pasajeros.

“La composición cambió mucho. Antes el 95% de la carga llegaba en la panza de las aeronaves de pasajeros, y el 5% restante en aviones cargueros, mientras que hoy es un 50% y un 50%. Además, se incrementó la frecuencia de cargueros puros por las aerolíneas conocidas y por los charteos. Asimismo, mucha carga viene con una modalidad distinta a la que estábamos acostumbrados: en importación abunda la carga a desconsolidar y la mercadería que arriba a granel lo cual, sumado a las características propias de la operativa en pandemia, nos genera un enorme desafío operativo, motivo por el cual estamos conversando con los miembros del ecosistema para que comprendan el tenor del esfuerzo que estamos realizando y que nos ayuden a mitigar el impacto”,

Relató Boot.

En relación a las exportaciones el salmón chileno representa el 24% de la carga de exportación de TCA; los productos manufacturados un 26%; las semillas un 10% y la carne otro 10%.

En importación, el rubro farmacéutico y sus ítems asociados cobraron mayor relevancia.
Los productos terminados como medicamentos explican el 35%; la tecnología entre el 20% y el 21% y los insumos químicos (muchos de ellos para industria farmacéutica), el 17%. Luego está la industria del petróleo con 7%.

A partir de un acuerdo de colaboración con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, Aeropuertos Argentina 2000 bonificó en un 100% los cargos originados por servicios de manipuleo y estadía de las cargas aéreas ingresadas de insumos que estuvieran relacionados directa o indirectamente con la investigación del Covid-19.

Asimismo, todos los productos ingresados por el Ministerio de Salud están exceptuados de cualquier costo de almacenaje durante los primeros 30 días desde su arribo y reciben un tratamiento prioritario y urgente con el objetivo de que permanezcan el menor tiempo posible en los depósitos de TCA. Se trata de reactivos de Covid-19, barbijos, equipamiento médico y anteojos, entre otros productos. Fuente: Transport &Cargo

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval