La necesidad de un suministro sostenible de agua en el Canal de Panamá ha sido una de las mayores prioridades desde que experimentó su quinto año más seco en 70 años en 2019. Desde entonces, el Canal implementó un cargo de agua dulce, extendió las medidas de conservación del agua e hizo cambios en los sistemas de reservas. Como resultado de estas acciones, el Canal de Panamá ahora ofrece un calado máximo autorizado de 50 pies en las esclusas neopanamax, una mejora significativa a los 43 pies de calado en julio de 2019, confirmando la efectividad de dichas medidas.

De todas formas, aún hay una necesidad para el Canal de Panamá de adoptar una solución a largo plazo para asegurar el suministro de agua durante los próximos 50 años. Es por esto que el 7 de septiembre de 2020, el Canal de Panamá publicó el pliego para la precalificación de los interesados en participar como proponentes de la licitación para el diseño, construcción y puesta en ejecución de un sistema optimizado de administración del agua, que cambiará fundamentalmente la forma en la que Panamá gestiona sus recursos hídricos. El Canal espera invertir hasta $2 mil millones en este proyecto, resultando en la mayor obra de infraestructura de la vía interoceánica desde el Canal ampliado.

Para entender mejor por qué y cómo llevará a cabo este proyecto el Canal de Panamá y profundizar sobre el alcance y su impacto a largo plazo en la vía acuática, hablamos con el vicepresidente de Administración Hídrica, Daniel Muschett, y el vicepresidente de Proyectos Hídricos, José Reyes.

Experto: Daniel Muschett

¿Qué lecciones aprendidas de proyectos previos y del Canal ampliado están buscando aplicar al diseño y la construcción del nuevo sistema de gestión del agua?
Ante todo, la vida y las necesidades de las comunidades dentro y fuera de la cuenca del Canal de Panamá son de suma importancia para nosotros. Nuestra experiencia en el estudio de otras cuencas hidrográficas en Panamá para determinar su potencial para suministrar el agua al Canal, así como nuestra trayectoria en la ingeniería, diseño y construcción de grandes proyectos de infraestructura, nos ha enseñado sobre la importancia de estas comunidades. También aprendimos cómo trabajar mejor con nuestros socios en agencias gubernamentales, organizaciones multilaterales y dentro del Canal. Con este fin, solo podemos lograr nuestro objetivo de aumentar la disponibilidad de agua y desarrollar la capacidad para gestionarla involucrando a las comunidades locales en el proceso, de modo que puedan beneficiarse tanto económica como socialmente.

¿Cuáles son los aspectos innovadores de este proyecto?
Nos sentimos orgullosos de que el nuevo sistema de gestión del agua contará con varios componentes innovadores. Por ejemplo, el uso de tecnología de la información, como sensores, sistemas de información geográfica, mapeo satelital y herramientas para compartir información, permitirán que el Canal obtenga datos automatizados, en tiempo real, para asegurar un nivel de agua óptimo para las operaciones durante todo el año. Un eje fundamental de este esfuerzo, la investigación y el desarrollo ocuparán un lugar central a través del recién creado centro de investigación del agua, en asociación con la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP). En conjunto, trabajaremos para identificar soluciones innovadoras que mitiguen los efectos del cambio climático en la disponibilidad del agua, incluyendo el despliegue de las últimas tecnologías como la inteligencia artificial.

También hemos infundido innovación a lo largo del ciclo del proyecto para impulsar un futuro más sostenible para Panamá y la industria marítima global. Específicamente, nos aseguraremos de que impulse mejoras bienestar social y económico de las comunidades locales mediante la creación de empleo, mejora de la infraestructura y el avance los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la ONU.

¿Qué está haciendo ya el Canal de Panamá para conservar el agua y proteger el ambiente?
El Canal de Panamá continúa implementando medidas de conservación del agua en sus operaciones, tales como llenados cruzados en las esclusas, una técnica que envía agua durante tránsitos entre dos carriles en las esclusas panamax y que ya ahorra la misma cantidad de agua que se usan en seis esclusas cada día. Otras medidas en curso incluyen el cierre de la central hidroeléctrica de Gatún, la eliminación de la asistencia hidráulica en las esclusas panamax, el uso de esclusajes en tándem (dos buques en una cámara, en caso de que sea posible) y el uso de tinas de ahorro de agua en las esclusas neopanamax. El Canal también implementó una serie de medidas de agua en febrero 2020, tal como el cargo por agua dulce, una respuesta común de la industria a bajos niveles de agua. Estos esfuerzos han permitido al Canal asegurar un incremento constante en el calado luego de menos de tres meses de implementación.

El Canal también continuó con sus medidas estacionales para proteger las rutas migratorias de cetáceos, delfines y otros grandes animales acuáticos de acuerdo con la Organización Marítima Internacional (OMI). Desde el 1° de agosto al 30 de noviembre del 2020, los buques deberán permanecer dentro de las áreas de navegación designadas como Esquema de Separación del Tráfico (TSS, por sus siglas en inglés) que disminuyen la superposición entre los buques que entran o salen del Canal y los cetáceos migratorios.

Experto: José Reyes

¿Por qué este proyecto es distinto de las inversiones de capital anteriores en el Canal?
Este sistema de gestión del agua es distinto a otras inversiones importantes porque el resultado final no será simplemente una obra de infraestructura, sino un sistema que cambiará cómo Panamá gestiona sus recursos hídricos. Somos el quinto país más lluvioso, junto con Costa Rica, y tenemos la oportunidad de revolucionar cómo pensamos acerca del futuro y el control que tenemos sobre nuestras fuentes de agua, desde facilitar el comercio mundial a proveer agua potable limpia. Este sistema proveerá un nivel de agua óptimo a nuestros canales navegables durante todo el año, lo que será aún más importante a medida que los patrones comerciales continúen cambiando debido a la pandemia.

Este proyecto también será fundamental para la recuperación económica de Panamá como resultado del coronavirus. Si bien todavía no hay certezas de cuántos puestos de trabajo generará, el proyecto durará varios años y requerirá de mucha mano de obra.

¿Por qué la cantidad, calidad y el control del agua son un resultado clave del proyecto?

El agua es nuestra mayor prioridad. Necesitamos garantizar un nivel operacional de agua las 24/7 y los 365 días del año, y asegurar un suministro suficiente para el consumo humano. Un sistema integrado de gestión del agua permitirá que el Canal tenga control de los niveles de agua en el lago Gatún durante cualquier estación del año. Para obtener este nivel de control, el sistema también necesitará tener la tecnología necesaria para pronosticar adecuadamente los niveles de agua y controlar de manera efectiva su flujo a nuestros canales de navegación para garantizar operaciones sostenidas.

Para gestionar la cantidad de agua, este nuevo sistema mejorará nuestra capacidad de almacenamiento, que es especialmente importante cuando se producen sequías, como vimos en 2019. Por último, pero no menos importante, la calidad es clave para este proyecto, ya que debemos asegurarnos de que se mantenga de acuerdo a los estándares del agua potable y los niveles de salinidad sean los permitidos para el consumo humano y adecuado para las operaciones de tránsito.

¿Podes ampliar el concepto de la ingeniería del proyecto?
Hemos visualizado algunos escenarios para este sistema a lo largo de los últimos años, desde la segmentación del lago Gatún para crear un reservorio de agua hasta una tubería que extrae agua de un lago con niveles más altos de agua hacia el Canal. Al final, no hay una repuesta simple o un solo proyecto que resuelva los desafíos ambientales y comerciales en constante cambio que impactan al Canal, por lo que estamos enfocados en implementar un sistema integrado.

La conceptualización del proyecto será conocido una vez que elijamos a la firma más calificada a través del proceso del pliego. Nuestro objetivo es preseleccionar a las empresas más calificadas para fin de año, invitando a cada una a presentar sus propuestas de mejor valor para una cartera de proyectos de gestión del agua en la vía interoceánica.

¿Por qué las empresas deberían participar en este proyecto y en el proceso de RFQ?
Los licitadores con conciencia social y ambiental deberían considerar postularse para este proyecto único que dejará, sin dudas, un impacto en el comercio mundial y en Panamá durante muchos años por venir.

Para más información, visite: https://apps.pancanal.com/sli/

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval