Por reclamos ajenos a la agroindustria de exportación, el gremio de la construcción impide el ingreso de trabajadores a varias plantas agroexportadoras ubicadas al norte de Rosario.

Con carteles y neumáticos quemados, la Uocra San Lorenzo dispuso este miércoles barreras de operarios para evitar el ingreso de otros trabajadores a las plantas y terminales portuarias cerealeras del cordón industrial, piquetes que generaron un caos logístico en la región y trabaron la salida de las exportaciones agropecuarias.

El gremio de la construcción impidió este martes el ingreso de trabajadores a la planta de la empresa Molinos Agro, en la localidad de San Lorenzo, y este miércoles, desde las 6 de la mañana, las medidas de fuerzas también afectan a las terminales de Cargill, Bunge, T6, Cofco y Renova.

Desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro Exportador de Cereales (CIARA-CEC), informaron que el reclamo de la Uocra “consiste en pretender cobrar el doble del valor normal por cada día trabajado en servicios de mantenimiento de plantas exportadoras“. Y agregaron: “De ese modo, exigen que los contratistas que brindan servicios a los puertos paguen el 100% de aumento por día trabajado, sumado al 35% ya otorgado a comienzos de año más el 20% adicional“.

El sector agroexportador confirmó que ya solicitó a los gobiernos provincial y nacional, en plena conclusión de la cosecha gruesa, “intervenir de forma urgente para desbloquear el trabajo en los puertos, ya que además pondrá en riesgo la seguridad en las terminales“.

Hubo camiones que pudieron ingresar antes de las 6 de la mañana cuando se generalizaron los piquetes. Pero ahora no pueden estar ni tampoco salir“, contó Fernando Turín, presidente de Agroentregas.

Por su parte, Guillermo Wade, gerente de la Cámara de Actividades Portuarias de Rosario, informó que “sólo dejaron entrar, por una cuestión de seguridad industrial, a personal para que opere las plantas de crushing, pero toda la actividad de carga de buques está frenando generando un terrible daño porque las exportaciones no están saliendo“.

El reclamo de la Uocra San Lorenzo, que el martes bloqueo el ingreso a Molinos Agro, consiste en pretender cobrar el doble del valor normal por cada día trabajado en servicios de mantenimiento de plantas exportadoras. En concreto, exigen que los contratistas que brindan servicios a los puertos paguen el 100% de aumento por día trabajado, sumado al 35% ya otorgado a comienzos de año más el 20% adicional. El problema es que los muelles quedaron de rehenes de un conflicto en las constructoras que no los involucra.

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Setiembre 2021
Ver publicación online aquí La AGP ya está a cargo de la Hidrovia