Aunque con estimaciones locales bastante más conservadoras que las realizadas en Neuquén, todo parece indicar que las exportaciones de petróleo de Vaca Muerta, por Puerto Rosales, tendrán un muy buen primer semestre.

Hasta ahora, según cifras a las que tuvo acceso La Nueva, por la estación marítima que comanda el puntaltense Rodrigo Aristimuño se concretaron en enero pasado tres exportaciones, con un total de 110 mil toneladas.

En febrero no se registraron operaciones y en marzo se prevén dos embarques para el exterior por un total aproximado de 100 mil toneladas de shale oil.

Si bien las fuentes consultadas se mostraron cautas, estiman que 2021 puede cerrar con mejores cifras que 2020, año que con 17 operaciones concretadas terminó siendo muy bueno para Puerto Rosales.

Según cifras oficiales dadas a conocer por el Consorcio de Gestión, en 2020 la estación marítima registró un leve incremento de las toneladas movilizadas.

Si bien el mayor flujo de petróleo al exterior correspondió al crudo pesado de Chubut, el Escalante, que hasta octubre de 2020 acumuló exportaciones por 14.366.113 barriles, en segundo lugar y como gran destacado del año el petróleo más exportado fue el Medanito (liviano) desde Neuquén y Río Negro.

Hoy Vista Oil & Gas encabeza las solicitudes de exportación de petróleo desde Vaca Muerta para el primer cuatrimestre del 2021 y en lo que podría considerarse una estimación excesivamente optimista, en Neuquén señalan que la zona de Bahía Blanca se prepara para recibir y exportar 7,6 millones de barriles desde Vaca Muerta para los primeros cuatro meses de 2021.

Si bien, como bien aclaró el periodista Ignacio Ortiz, las solicitudes no significan la concreción de las operaciones porque necesitan la aprobación previa de la Secretaría de Energía, se trata de “volúmenes sorprendentes”

En declaraciones al diario La Mañana de Neuquén, Daniel Dreizzen, consultor asociado de Ecolatina, explicó que más allá del inmenso potencial del sector petrolero que ya no se discute, “los precios actuales del Brent hacen muy atractiva la inversión en pozos en los cuales hay productividad probada y de cada vez mayor eficiencia en costos” que se viene ganando de manera sostenida en los últimos años.

 “Hay proyectos listos en modo factoría para poder poner a producir y hay manera de evacuar el crudo, lo que suma a estos precios que ofrecen una muy buena”, explicó sobre el flujo que se registra a través del Puerto Rosales.

El especialista, a través del Informe Mensual Energético de Ecolatina, destacó que 2020 fue el año de mayores exportaciones desde 2010, con un crecimiento interanual del 18% frente, un desempeño que podría haber sido superior teniendo en cuenta que bajó el consumo local en los cuatro subproductos de petróleo.

En su opinión, la tendencia exportadora se podrá sostener en la medida que el país retome y supere los niveles de producción de 520.000 barriles diarios de la pre pandemia.

En cuanto al rol relevante que se prevé para Puerto Rosales también se expidió la plataforma de fletamento y análisis de mercado Alphatanker.

El servicio de la empresa AXSMarine analizó el mercado petrolero argentino, las perspectivas de la oferta futura y el impacto que podría tener en la demanda regional de buques tanqueros, especialmente del segmento Panamax.

El análisis concluyó, aunque con datos oficiales irregulares, que en 2020 Argentina produjo alrededor de 520 kb/d (miles de barriles por día)  de crudo y que, a finales de año, la oferta de Vaca Muerta representaba algo más del 20% de su producción total de petróleo.

También señaló que si bien Argentina cuenta actualmente con varias refinerías, éstas han sufrido décadas de falta de inversión y su producción actual asciende a unos 550 kb/d.

En tal sentido, sin demasiados planes de ampliación, el estudio sugiere que la mayor parte del petróleo adicional de Vaca Muerta se exportará.

Según el sitio de noticias Mundo Marítimo, los datos de seguimiento de buques de Alphatanker indican que los Panamax transportan la mayor parte del crudo de Vaca Muerta.

 “Aunque se carga en Puerto Rosales a través de SPM (monoboya), debido al poco calado del canal, el mayor tanquero que puede cargarse actualmente es un Panamax / LR1”. 

Esta limitación se refleja en que se envía el crudo en paquetes relativamente pequeños de 370.000 a 570.000 barriles.

El informe agregó que en el caso de que se requiera un tanquero más grande, tiene que ser cargado mediante un proceso de reverse-lightering, costoso proceso de transferencias ship to ship en el que los tanqueros más pequeños salen y transfieren el crudo a los VLCC en zonas específicas fuera del muelle.

“Teniendo en cuenta los ambiciosos objetivos de expansión de YPF, parece probable que, si se quiere alcanzar 1 mb/d de producción, la infraestructura de la terminal debe expandirse para permitir que acepte buques de mayor tamaño.

“Aunque la información sobre el puerto es escasa, parece que no hay planes para aumentar su capacidad de manipulación, lo que sugiere que habrá que utilizar los Panamax para las operaciones de reverse-lightering.

Si se considera la expansión de los oleoductos, parece probable que el puerto pueda exportar entre 300 y 400 kb/d en los próximos años (que la infraestructura portuaria existente debería poder manejar y esperar que todo esto se envíe en Panamaxes). Actualmente, la mayor parte del crudo de Vaca Muerta se procesa en las refinerías del oeste de Suez.

Fuente: La Nueva, por Adrian Luciani

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Abril 2021
Ver publicación online aquí Revista A Buen Puerto - Abril 2021 - "La hora del Magdalena".