En diálogo exclusivo con DEF, la ministra de Seguridad explicó cuáles son las líneas de trabajo del Gobierno nacional para combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en la zona económica exclusiva argentina.

“Cuando nos hicimos cargo del Ministerio de Seguridad, vimos –y lo seguimos observando– que hay una gran desinformación sobre las capacidades que tiene la Argentina en cuanto a la protección de sus recursos marítimos”, dijo la ministra

Las imágenes nocturnas de cientos de barcos pesqueros, que operan en el límite de las aguas territoriales argentinas y depredan los ricos caladeros del Atlántico sudoccidental, no ha dejado inertes a las autoridades de nuestro país. Los Ministerios de Seguridad y Defensa, de los cuales dependen la Prefectura Naval Argentina (PNA) y la Armada, lideran el esfuerzo para combatir las actividades ilícitas dentro de las 200 millas de nuestra zona económica exclusiva (ZEE). La tecnología, la inteligencia marítima y el trabajo profesional de las FF. AA. y de seguridad ha permitido capturar, durante la última campaña, tres buques extranjeros en nuestras aguas. En este contexto, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, se refirió, en conversación con DEF, a la estrategia del Ejecutivo para proteger los recursos del mar Argentino, de la que también participan el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, la Cancillería y la Jefatura de Gabinete.

-¿Por qué se conformó una mesa interministerial en mayo pasado?
Cuando nos hicimos cargo del Ministerio de Seguridad, vimos –y lo seguimos observando– que hay una gran desinformación sobre las capacidades que tiene la Argentina en cuanto a la protección de sus recursos marítimos. Con el sistema Guardacostas, que tiene a su disposición la Prefectura Naval, el país cuenta con la posibilidad de hacer un monitoreo satelital, en tiempo real, de los buques argentinos que están habilitados para pescar en la ZEE y de las embarcaciones extranjeras que violan nuestro espacio soberano. Nosotros quisimos que los ministerios conocieran esa herramienta clave. Generamos esa mesa interministerial y convocamos a la primera reunión en el Edificio Guardacostas, donde se hizo una demostración del funcionamiento del sistema y del patrullaje que realiza la Prefectura con sus buques guardacostas, que navegan por la línea de las 200 millas para poder dar aviso ante la aparición de barcos extranjeros que crucen hacia nuestro espacio soberano.

Para Según Frederic, la Argentina “viene de una historia reciente de buques extranjeros, que suelen transitar la zona económica exclusiva y que pescan en el límite, al filo de la legalidad”. Foto: Gentileza Ministerio de Seguridad.

-¿Cómo evalúa el trabajo que está haciendo la Prefectura?
Venimos de una historia reciente de buques de bandera taiwanesa, española, portuguesa y china, que suelen transitar la ZEE y que pescan en el límite, al filo de la legalidad. Se hace un trabajo de inteligencia muy riguroso: yo recibo, todos los días, un parte de la Prefectura sobre la situación de la pesca autorizada y no autorizada. Hay que agregar que esa fuerza federal no solo hace un control sobre los buques extranjeros que quieren ingresar a la ZEE, sino que también realiza una tarea de control de las artes de pesca de los buques argentinos. Justamente ahora, en diciembre, comienza la temporada de pesca del calamar, con un gran flujo de buques pesqueros extranjeros.

-¿Qué visión tiene el Ministerio respecto del protocolo de actuación para la detección de buques pesqueros extranjeros, aprobado en 2018 por la anterior gestión, que prevé como última ratio el uso de la fuerza?
Nosotros somos críticos de la gestión anterior en muchos planos, pero hemos rescatado aquellas políticas que consideramos acertadas y que nos dejan un piso que tenemos que garantizar y elevar. Leímos el protocolo, que fue un trabajo hecho a conciencia por la propia Prefectura, una fuerza muy profesional, competente y respetada. Ese protocolo está bien pensado y funcionó muy bien en el caso del primer buque que se persiguió este año. Ese buque no obedeció la orden de detención y se efectuó un disparo disuasorio que tuvo como blanco la antena del barco. Finalmente, se produjo una tormenta y, para proteger a su personal, la Prefectura se retiró de la persecución. Posteriormente, yo me puse en contacto con el agregado policial de la Embajada de China, a quien puse en conocimiento de la situación; y, finalmente, la Justicia dictó la orden de captura internacional, lo que obligó al buque a volver. Está claro que ese protocolo ha funcionado bien y ahora se está trabajando en su actualización.

“La Prefectura no solo hace un control sobre los buques extranjeros que quieren ingresar a la ZEE, sino que también realiza una tarea de control de las artes de pesca de los buques argentinos”, comenta Frederic.

-¿No habría, en ese sentido, ningún parangón con el protocolo de derribo de aeronaves que ingresan a nuestro espacio aéreo sin autorización, y que ustedes derogaron?
Son dos cuestiones totalmente distintas. Es distinto un disparo que pone en riesgo la vida de quienes están dentro de una aeronave, que romper la antena de un barco que está pescando en aguas argentinas.

-¿Cómo impacta la reforma del Régimen Federal de Pesca, que acaba de sancionar el Congreso, en la disuasión y la persecución de la pesca ilegal?
Creemos que esa reforma va a tener un efecto disuasivo respecto de las multas que se cobraban antes. También va a implicar un resarcimiento al Estado –que hasta ahora no teníamos– de los gastos de traslado de buques infractores a nuestros puertos. Tenemos que considerar los enormes costos que conlleva la pérdida de recursos marítimos. El trabajo de protección que hacemos es una forma más de ejercicio de nuestra soberanía. Se trata de una política estratégica, de largo plazo. Entre los planes de inversión más importantes para los próximos cuatro años, nosotros incluimos en el Presupuesto 2020-2021 la fabricación de cuatro buques guardacostas para la Prefectura Naval Argentina.

-También se trabaja, en forma conjunta, con el Instituto Nacional de Desarrollo Pesquero (Inidep) y con los demás Ministerios que componen la mesa de trabajo.
Acabamos de participar del acto de recepción del buque “Mar Argentino”, tripulado por la Prefectura Naval y que va a ser utilizado por el Inidep para funciones de investigación. Hay un gran conocimiento y una relación de respeto mutuo entre la Prefectura y el Inidep. El ministro Luis Basterra, de quien depende ese instituto, se ha mostrado muy cooperativo y generoso. Lo mismo ha hecho Juan Cabandié, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible. También hemos establecido un excelente vínculo de trabajo con Daniel Filmus, secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur (dependiente de Cancillería). Además, hemos convocado a una reunión con legisladores y funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional para explicarles cuáles son las estrategias de vigilancia y control de la Prefectura con el apoyo de la Armada.   Fuente: Infobae, fotografías Ministerio de Seguridad, nota escrita y producida por  DEF

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Enero 2021
Ver publicación online aquí Presentación del XXX Seminario Internacional de Puertos y Vías Navegables - Entrega del Premio Carlos Armero Sixto - Todas las Noticias del Sector en formato Multimedia