Por Ariel Armero //  

El segundo dia del Seminario Zárate Campana 2020 estuvo dedicado a la economía post pandemia. En un panel conducido por Juan Carlos Venesia dos periodistas especializados en temas económico financieros analizaron la actualidad y perspectivas de la economía Argentina. Salvador Distefano y Mariano Galíndez brindaron su visión sobre el momento actual y coincidieron en que Argentina tiene muchas posibilidades en la economía pos pandemia, a condición de que el gobierno logre instaurar una política que acompañe la producción y las exportaciones.  

Vuelve el “viento de cola”

Salvador Distefano comenzó su intervención con un pantallazo sobre la situación internacional en el terreno económico financiero: “Desde que comenzó el Covid 19 ha habido una devaluación del dólar a nivel internacional y una revaluación muy importante de la moneda China.  La devaluación del dólar  ha generado un aumento sostenido de los precios de las materias primas especialmente en materia prima que están en américa latina, trigo, maíz, soja, cobre, petróleo… y todas esas materias primas generan una mejora sustantiva en América Latina y lo que hemos visto es una apreciación del Yuan de manera muy importante en los últimos tiempos que le da poder adquisitivo a China.”  

Distefano comparó la situación actual con la vivida despues del 2001 2002 en la Argentina, que de una gran crisis vinieron casi ocho años de un gran crecimiento para el país: “En el año 2020 se conjugan una serie de situaciones internacionales que parecen pronunciar siete años de vacas gordas, la devaluación del dólar, la imposibilidad  a escala mundial de tener la tasa de interés más elevada( están en el 0%), una Reserva Federal de EEUU que va a dejar correr la inflación a más del 2%, y  China con un poder de compra inusitado y con faltante de oferta a escala mundial, generan un clima propicio para una gran recuperación no sólo de Argentina sino de toda América Latina”   “La suba no será solo para la materia prima- continuó Distefano -todo el sector industrial, el sector logístico, debería acompañar esta tendencia. Despues de la crisis de la fiebre Porcina, hoy China está volviendo a producir salud pero le falta proteína cárnica, hoy China está comprando proteína cárnica, quiere decir que a Argentina le está comprando cerdos y todo lo que sea ganadería y cómo va a empezar a producir nuevamente carne, hay un faltante a escala mundial del trigo maíz  y soja”.   Distefano aseguró que esta situación es altamente positiva para nuestro país: “Si a esto le sumamos el aumento del cobre, fundamental en Chile, el crecimiento que se esta dando ya en Brasil y que el petroleo se ha estabilizado, vemos que desde el exterior vamos a tener viento de cola. Como alguna vez se dijo que Néstor Kirchner tuvo cuatro años con viento de cola es muy probable que Alberto Fernández tenga cuatro años con viento de cola.”   “El viento de cola de Alberto Fernández – argumentó – puede ser extremadamente positivo porque el gobierno viene de reestructurar una deuda y hasta el año 2028 no vamos a volver a hacer pagos importantes  con lo cual la argentina tiene despejado el escenario financiero, tiene mejoras en los términos de intercambio y tienen una tasa internacional en 0%.”    

Soldados de la exportación  

A la hora de mostrar las dificultades que tendremos para encarar este camino, Distefano consideró: “En la república argentina la inversión representa un 13 por ciento del PBI, con ese nivel de inversión no se puede crecer, para crecer necesitamos una inversión que sea equivalente a 25 puntos del PBI. Deberíamos bajar el gasto público para dar espacio a la inversión y hacer crecer más las exportaciones que ya van a estar creciendo porque vamos a tener una mejora de términos de intercambio”.   “Para aprovechar estas condiciones – prosigue el economista – el Estado tiene que vertebrar una coalición política que apunte a la exportación,  tenemos que ser soldados de la exportación argentina. Somos un  país que carece de una buena balanza de dólares y estamos en el momento óptimo, tenemos 7 años por delante para poder trabajar en generar una balanza de dólares positiva.”   En relación al tema del déficit fiscal, Distefano dijo: “Me parece que hay un montón de noticias distorsionadas, el gobierno está haciendo un gran esfuerzo por bajar el déficit fiscal, un gran esfuerzo por financiar el déficit fiscal aunque está cometiendo muchos errores: en materia cambiaria y errores que son groseros porque Argentina no tiene un tipo de cambio competitivo los 75 pesos son competitivos en un excel no en la calle no es lo mismo jugar al fútbol en la play que salir al campo de juego.”   En cuánto a lo que pasará en los próximos años en materia productiva, Distefano sostuvo: “Yo soy muy optimista sobre el futuro de la Argentina, aquellos que cabalgan sobre el escepticismo sistémico van a perder en los próximos años el escepticismo sistémico es la haraganeria de los intelectuales.  Estamos hartos de escuchar gente que brinda escepticismo a cuatro vientos y no estamos escuchando muchas veces lo que generan propuestas. “   El panelista finalizó con un consejo para los empresarios: “Si tenes una empresa, deja de mirar TN o C5N, para distraerte mira Netflix y mira mas el excel de tu empresa, trata de hacer asociaciones estratégias, trata de buscar mas escala, aprovecha los créditos de tasa baja que se presentan…el mercado no te perdona una pero el mercado internacional te va a compañar y esperemos que la clase política lo entienda y también acompañe estos próximos años que pueden ser de gran crecimiento.”   “No estoy para irme a ningun lado, finalizó, estoy para quedarme, estoy para doblar la apuesta por la Argentina.”  

Productores agropecuarios, entre las críticas la gobierno y la inversión

El periodista rosarino Mariano Galíndez comenzó su intervención comentando una recorrida que días atrás realizó por zonas agrícolas, y por fabricas de maquinaria agricola. Alli pudo constatar, en charlas con productores, una particularidad reiterada en muchos de ellos: primero una fuerte crítica política e ideológica contra el gobierno pero despues, al hablar de la actividad de cada uno, aparece la inversión en maquinaria agrícola, la apuesta a la producción y al crecimiento de las exportaciones en el futuro cercano.   “Esta inversión – explicó Galíndez – no es porque vean un panorama de la economía excelente, pero muchos  están viendo  que hay una baja de la tasa  de interés de los créditos bancarios. Hasta hace un año los bancos no estaban activos en la financiación para la compra de máquinas agrícolas y ahora los bancos volvieron con buenas tasas.”  

Mariano Galíndez: “Las proyecciones a largo plazo que el campo hace de sí mismo son buenas,a largo plazo los productores agropecuarios están viendo que hay crecimiento”.   Sin embargo Galíndez explicó que decrecerá la producción agropecuaria el año proximo: “Hay un efecto climático muy fuerte, hay zonas de Córdoba muy complicadas con la sequía, la Bolsa de Comercio de Rosario está diciendo que en 2021 vamos atener menos producción total. Y  es un dato importante, porque eso es menos plata para nuestra economía”.   La Hidrovia   La obra de infraestructura lógistica productiva mas importante del país, el sistema de navegación troncal conocido como hidrovia, entró en zona de definiciones: “El gobierno sacudió el tablero – aseguró Galíndez –  cambió el escenario y ahora todos los sectores están viendo cómo se acomodan pero, como el gobierno fue rápido para cambiar el escenario pero viene muy lento par definir como será la futura licitación, todas las entidades empresarias, los actores interesados en ese negocio, están con perfil bajo buscando no posicionarse demasiado a la espera que el gobierno presente cuál va a ser ese escenario”.   No se ha definido todavia cuestiones formales y seguramente habrá una extensión del contrato a los actuales consesionarios, Hidrovia S.A. integrada por la empresa belga Jan de Nul y la local Emepa. La cuestión es como será el futuro manejo con los cambios introducidos: “Va a a crearse una sociedad del Estado integrado por el Estado Nacional, que sera el socio mayoritario y las provincias. Será el estado el que se encargue de administrar todas las hidrovías”, explico Galíndez.   “El cambio fundamental – se explayó Galíndez -es que la empresa que tenga el dragado y balizamiento del sistema troncal de la hidrovía del río Paraná va a ser un contratista de una sociedad de Estado ya no va a estar a cargo del cobro del peaje como en la actualidad, pasará a cobrar su trabajo mediante certificados de obra, como en cualquier otra licitación pública. Los usuarios tienen miedo que eso implique un aumento de tarifa al tener que cubrirse los privados de las demoras que generalmente se producen cuando se cobra de parte del Estado.”  

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval