El gobierno de Argentina envió una nota al presidente de la delegación de Uruguay ante la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), Alem Garcíaaclarando que la autorización que dio en 2018 avala dragar el acceso al puerto de Montevideo a 13 metros de profundidad, no a 14 metros, como han manifestado autoridades del anterior y el actual gobierno.

Las tareas de dragado ya iniciaron para la primera etapa —13 metros— y las autoridades uruguayas apuestan a lograr una nueva autorización en la CARP luego de presentar el proyecto ejecutivo de la obra a 14 metros.

La nota presentada por Argentina fue difundida por el portal Boletín Informativo Marítimo y fuentes del gobierno confirmaron a la diaria que ya está siendo analizada “al más alto nivel”. Con fecha 25 de marzo, la nota indica:

“La posición argentina no es objetar la profundidad a 14 metros ya que nunca estuvo en consideración”; “sobre la base de toda la documentación presentada oficialmente en la CARP se puede afirmar que el proyecto aprobado es a 13 metros de profundidad”.

“La posición argentina no es objetar la profundidad a -14 metros ya que nunca estuvo en consideración dicha profundidad desde la aprobación del proyecto hasta su aprobación (sic). Para el caso que el Uruguay quisiera modificar total o parcialmente el dimensionamiento del nuevo canal aprobado, ya sea, prolongándolo más allá del km 57, o aumentando su profundidad superando los -13 m al cero Wharton o incrementando el ancho de la solera por encima de los 140 m o variando el arrumbamiento general de 090./270. aprobado o la pendiente de los taludes, este se convertiría en un nuevo proyecto lo que llevaría, según el articulado del Tratado (Art. 17 y subsiguientes) a iniciar nuevamente un nuevo proceso de consulta(…)”, cita la publicación.

La historia se retrotrae a 2013, cuando Uruguay inició las gestiones en la CARP (organismo binacional de gestión del Río de la Plata) para obtener el aval argentino para dragar el puerto de Montevideo. Según explicaron fuentes portuarias, Uruguay tiene soberanía sobre la terminal pero hay acuerdos que lo obligan a asegurar condiciones de navegabilidad, y por eso requiere el beneplácito del país vecino para la obra.

De acuerdo con los documentos de la CARP citados por Argentina, tras un intercambio de consultas que se extendió por varios años, en 2018 se avaló la profundización del puerto a 13 metros. En junio de aquel año, tras un Consejo de Ministros, en conferencia de prensa el extitular de Transporte y Obras Públicas uruguayo, Víctor Rossi, manifestó: “Fue aprobada por la CARP la autorización que se gestionaba desde hace mucho tiempo para profundizar el dragado de los canales de acceso al puerto de Montevideo hasta una profundidad de 14 metros”.

Llegó el cambio de gobierno en Uruguay y continuó el proceso de la obra, hasta que en diciembre último, el ministro Luis Alberto Heber y las autoridades de la Administración Nacional de Puertos (ANP) anunciaron la firma del contrato para comenzar los trabajos, que implican una inversión de 100 millones de dólares. “Canal de acceso al puerto de Montevideo será dragado a 14 metros”, tituló la noticia la web de Presidencia.

Sin embargo, luego de esto y según consignó el semanario Búsqueda, en las autoridades uruguayas surgieron dudas sobre si había un aval de Argentina para avanzar hasta los 14 metros. Una fuente del gobierno vecino confirmó a la diaria que de las actas de la CARP surge que la autorización es para dragar a 13 metros. No obstante, dijo que la nota enviada a Alem García por el gobierno argentino no debe verse como una queja sino “al revés, reafirma que se dijo que sí a los 13 metros, que termina siendo lo que Uruguay pidió”.

A su vez, descartó que exista relación entre este planteo de Argentina y el reciente cruce entre los presidentes de ambos países. Explicó que tras “las dudas” sobre la autorización hecha en 2018, el gobierno decidió avanzar con la primera etapa del dragado hasta los 13 metros, y presentará a la CARP próximamente el plan ejecutivo de la obra ampliada, buscando una aprobación “más rápida” que la anterior.

Respecto del anuncio hecho inicialmente por Uruguay de ir a 14 metros, la fuente oficial lo atribuyó a “una descoordinación” entre las autoridades del gobierno anterior. Consultado sobre esto, el exministro Rossi prefirió no hacer declaraciones y señaló que sobre el caso corresponde que hablen los exintegrantes de la CARP.

Una fuente del gobierno anterior comentó que se puede dragar a 13 metros de profundidad y alcanzar un nivel de navegabilidad cercana a los 14 metros, producto de que el puerto de Montevideo está por encima del nivel cero. “Hay una diferencia entre [poder] navegar a 14 metros y dragar” a esa profundidad, indicó. En el Plan Maestro del puerto, que elaboró la anterior gestión de la ANP, se hablaba de una profundidad de 14 metros como “un objetivo”, pero sin una fecha en específico, añadió. Fuente: Abel Fleitas Díaz, Comercio Exterior Uruguay/ Infopuerto

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Abril 2021
Ver publicación online aquí Revista A Buen Puerto - Abril 2021 - "La hora del Magdalena".