El sábado 31 de octubre marcó el cierre de las operaciones, una decisión que ya había tenido su preámbulo con la clausura de la veda el pasado 16 de octubre.

Tras casi cuatro meses y medio de faena, la temporada de langostino 2020 en aguas nacionales encontró su punto de cierre definitivo este fin de semana con la clausura de la franja ubicada entre los paralelos 41° y 42° de latitud Sur.

La decisión fue adoptada por la Dirección Nacional de Coordinación Pesquera, que comanda Julián Suárez, y comunicada a Prefectura, el Inidep y el Consejo Federal Pesquero, cuando un grupo de barco congeladores todavía permanecía en zona.

La creciente presencia de merluza en las redes tangoneras fue uno de los motivos que activó la decisión. “Ningún buque podrá realizar operaciones de pesca dirigidas a la especie langostino en aguas de jurisdicción nacional más allá del día 31 de octubre”, reafirma la nota.

El pasado 16 de octubre, vale recordarlo, ya se había cerrado a la pesca la Zona de Veda Permanente de Merluza. La actividad sobre el marisco encontrará continuidad mediante la flota de Rawson, que ya inició prospección en áreas cercanas a la costa de Chubut.

Como balance preliminar del año quedaron hasta aquí 142.328 toneladas sobre los muelles. Esto configura una baja interanual en torno al 20 por ciento. El número es, además, el más bajo de los últimos cuatro. 2019, por caso, terminó con 215.642 toneladas.

2020 quedó marcado por la sucesión de conflictos gremiales y, sobre todo, por el impacto del coronavirus en la logística y los mercados, que comenzaban a dar algunas señales de recuperación; pero que ahora vuelven a estar amenazados por la segunda ola de la enfermedad.

Países con fuerte impronta turística, actividad naturalmente ligada al consumo de langostino, vuelven a tener sombras, más allá de estar entrando en temporada baja. España, Italia, Francia y Gran Bretaña integran la lista de los más afectados.

Más allá de la cuestión de mercados, los armadores rescatan que en general hubo buenos tamaños durante la zafra, en su mayoría L1 y L2. En términos de volumen, agosto (35.259 toneladas) y septiembre (29.522 toneladas) fueron los meses de mayor rendimiento. Fuente: Pescare

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval