Bolivia pondrá en marcha en julio la primera fase de un ambicioso proyecto de segunda hidrovía hacia el Atlántico, que convertirá a ríos de la cuenca amazónica en centro de un corredor multimodal interoceánico de exportaciones, anunció el Gobierno.

El sueño de los bolivianos de tener la hidrovía Ichilo-Mamoré, segura, confiable y eficiente en la cuenca del Amazonas, muy pronto se hará realidad“, dijo el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, al anunciar que las primeras obras del proyecto serán inauguradas el 2 de julio.Con esta hidrovía, que se suma a la Paraguay-Paraná, en la sureña cuenca del Río de la Plata, Bolivia trata de superar su histórica dependencia de los puertos chilenos y peruanos sobre el océano Pacífico, para su comercio exterior.

La nueva hidrovía convertirá a Cochabamba (centro) en punto neurálgico del transporte de carga internacional por Bolivia, facilitando la conexión entre el corazón del Amazonas brasileño y los puertos del Pacífico, con múltiples beneficios nacionales e internacionales“, resumió Montaño en una presentación del plan.

La hidrovía boliviana, hacia el extremo nororiental del país tendrá una longitud de 1.400 kilómetros y explotará principalmente los ríos Ichilo, en el departamento de Cochabamba, y Mamoré, que atraviesa las llanuras de Beni (nororiente), distrito fronterizo con Brasil.

De sur a norte, transcurrirá entre Puerto Villarroel, en Cochabamba, y Guayaramerín, en Beni, pasando por la capital beniana, Trinidad, con proyección al Amazonas.Puerto Villarroel es un municipio vecino de la región productora de coca de Chapare, y Guayaramerín es una ciudad ribereña del Mamoré, fronteriza con la brasileña Guajaramirim y próxima al punto en el que ese río se transforma en el Madera, el mayor afluente amazónico.

Por su parte, el coordinador de Proyectos Fluviales y Lacustres del Ministerio de Obras Públicas, José Meruvia, dijo que las obras a inaugurarse el 2 de julio se concentrarán en una limpieza total de los ríos y reparación de los embarcaderos existentes, utilizados actualmente solo para transporte interno de baja capacidad.

Con estas tareas inmediatas, la hidrovía ya será utilizable todo el año, aunque con limitaciones de calado de las embarcaciones y de capacidad de los puertos, explicó.El funcionario precisó que las obras mayores, que serán definidas e iniciadas en el plazo de un año, habilitarán la hidrovía para embarcaciones de carga de alto tonelaje.

“Será una mejora importante de la infraestructura fluvial para promover exportaciones con menores costos, mejorando la actividad productiva en Cochabamba y Beni, y permitiendo un transporte entre el centro y el noreste, con proyección internacional, eficiente, cómodo”, aseguró Meruvia.

Añadió que por su conexión con carreteras asfaltadas en Bolivia y Brasil, además de la posibilidad de enlaces ferroviarios a corta distancia, la hidrovía Ichilo-Mamoré “se constituirá en una nueva opción de conexión intermodal eficiente entre el Atlántico y el Pacífico”.

El ministro Montaño destacó que la hidrovía generará beneficios como la reducción de los costos de la infraestructura, señalando como ejemplo que por ahora solo el transporte de materiales básicos hacia la región amazónica boliviana incrementa los gastos 40%.”A nivel general, obviamente el primer mercado externo será [el estado brasileño de] Rondonia, que podrá exportar más fácilmente por el Pacífico su gran producción agrícola y podrá aprovisionarse de modo más eficiente de productos bolivianos como urea y diversas sales para su enorme agricultura“, indicó.Añadió que, tanto a través de carreteras de Rondonia como mediante el acceso directo al río Madera, el comercio exterior boliviano tendrá a su alcance la navegabilidad permanente del Amazonas. Fuente: Sputnik News

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Octubre 2021
Ver publicación online aquí Edición Especial Zárate Campana 2021