Por Ariel Armero //

El canal Magdalena aportará a la soberanía argentina sobre nuestras exportaciones productivas, al desarrollo del cabotaje nacional y un menor tiempo y menor costo para que los buques cerealeros puedan completar carga en Bahía Blanca o Quequen. Lo afirmó Juan José Chiappino, ex subsecretario de Puertos y Vías Navegables en el Programa “La Hora del Magdalena” organizado por GlobalPorts y Transport & Cargo.

En cuanto a la importancia de llevar adelante el proyecto del Canal Magdalena, Chiappino hizo hincapié en la necesidad de soberanía argentina plena sobre el esquema de exportación productiva y que a su vez significa el desarrollo del “cabotaje nacional” ya que le da una salida y entrada directa a los buques hacia el mar desde la Argentina, y viceversa; uniendo la argentina marítima y la fluvial. 

Explico también que significa menor tiempo y menor costo para que los buques de mayor tamaño puedan completar la carga en lugares como Bahía Blanca o Quequén y evita la navegación en la Zona Alfa frente a Montevideo donde los buques tienen demoras de 3 a 16 días y donde los buques se dirigen o provienen en un 90% de puertos argentinos, agregando costo logístico que puede solventarse con el Magdalena: “Tiene una ubicación estratégica fundamental respecto a la salida del mar, debido a la distancia de navegación y también respecto a otros puertos”, afirmo el ex Subsecretario.

Aportando desde la solidez técnica, en el encuentro se presentó el estudio, realizado a raíz del pedido del Ing. Tetamantti en 2013, para detallar las especificaciones técnicas del proyecto del Canal. Como conclusiones del mismo Chiappino explica que se obtuvo el pleno conocimiento del Fondo Marino de la traza del Canal donde “las condiciones geológicas encuentran que la mayor parte del lecho a dragar corresponde a suelos poco densos, con reducida participación de suelo duro (solo el 15% de los suelos con cierto grado de consolidación podrían requerir la utilización de dragas con cortador).” Lo que significa que su dragado no representa una complejidad muy alta; además explica que por ser un canal que va en dirección de las corrientes marinas el costo del dragado de mantenimiento es menor.

Respecto a las conclusiones en materia de calado el ex subsecretario afirma que “en principio y para poner en un pie de igualdad a los Puertos del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) consideramos que es conveniente que el Canal Magdalena se drague a la profundidad necesaria para disponer 36 pies de calado”

“Quisieramos que esto sirva para reflexionar sobre que, de no actuar rápidamente, día a día perdemos la posibilidad de avanzar o, al menos, de no continuar retrocediendo” dijo de manera contundente al finalizar su presentación.

Vea el programa “La Hora del Magdalena” completo aqui:

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Abril 2021
Ver publicación online aquí Revista A Buen Puerto - Abril 2021 - "La hora del Magdalena".