Por Irene Ascoli //

Hernán Orduna, actual delegado argentino en la CARU y ex delegado argentino ante la CARP participó del programa realizado por Transport&Cargo y Global Ports que puso en debate los antecedentes, viabilidad y la urgencia política y económica del Canal Magdalena, que ya cuenta con una Unidad Ejecutora dentro del Ministerio de Transporte, con una partida presupuestaría asignada que contempla su realización en un plazo de tres años.

Respecto a la situación actual del Canal Punta Indio, el delegado en la CARU hizo una evaluación del costo económico que significa para la argentina: “Esos buques mientras esperan, a veces tres días a veces un poco más, tienen costos logísticos: tienen gastos en bienes y servicios que se ejecutan en Uruguay y son buques que van a puertos argentinos entonces, ¿cuántos dólares van por año a Uruguay que deberían ir a la Argentina por no tener el Canal Magdalena? 150 millones de dólares por año; además que el Canal Punta Indio cuesta el doble en gastos de dragado”.

El canal Magdalena está ubicado como la vía navegable troncal en aguas de uso comun, su regulación se rige por el Tratado del Río la Plata y su Frente Marítimo, por lo que el proyecto fue sometido a consulta previa en la CARP (Comisión Administradora del Río de la Plata). Este tratado firmado en 1973 establece el marco legal para la protección ambiental y el desarrollo sostenible de los usos y recursos del Río de la Plata. Uruguay hizo preguntas y solicitó estudios, que fueron realizados logrando la aprobación del Pleno para el desarrollo del Canal Magdalena.

“Su aprobación se realizó en base al trabajo que hizo la Subsecretaría de Puerto y Vías Navegables y la Dirección Nacional De Vías Navegables; sobre la definición de los puntos navegables del proyecto aportó el Servicio de Hidrografía Naval así como características con las especificaciones y su localización geográfica y también,  el relevamiento batimétrico del canal de las zonas contiguas y de las zonas de vaciado con la documentación gráfica oficial por el organismo competente argentino” , argumentó Orduna. 

“Se hicieron más de 42 muestras con diferentes simulaciones de circulación de buques por el canal. Las conclusiones del análisis asistido por computadora fueron muy importantes porque se comprobó que el Canal Magdalena es de doble vía, a diferencia del Punta Indio que es de una sola; y el segundo aspecto es que aporta  una mejora sustancial a la seguridad de la navegación en el río de la Plata”  explica Orduna.

“El canal Magdalena implica un ahorro de costos – afirmó Orduna –  hay mejores condiciones para el comercio exterior y la economía en su conjunto no solo por la velocidad y fluidez del tráfico,  a la larga una vez que se pague el dragado de apertura el costo del peaje va a ser menor por eso es que todos los buques van a terminar viniendo por Magdalena y no van a ir por el Punta Indio.”

Estudios ambientales

“El proyecto fue estudiado en su complejidad por indicaciones de Horacio Tetamantti – aseguró Orduna – durante su gestión como subsecretario de Puertos y Vías Navegables. Del mismo participaron todos los entes gubernamentales pertinentes, las medidas de ordenamiento y regulación del tráfico de buques y las comunicaciones que se cursarán en el canal de navegación Magdalena lo hizo la Prefectura Naval Argentina.”

Respecto al estudio ambiental explicó que “se realizó la línea de base ambiental con una caracterización física del Río de la Plata y su frente y también de las comunidades bióticas: se tomaron muestras de agua, de sedimentos del lecho donde está el canal Magdalena y de sedimentos en las zonas de vaciado”.  Las conclusiones del estudio reportaron que no hay contaminación “entonces lo que se drague para volcarlo en la zona de vaciado no va a contaminar y tampoco hay contaminantes en la traza a dragar”.

“Es decir – enfatizó Orduna – que se cumplen con todos los requisitos de las normas correspondientes respecto a la calidad del agua. Además agregó que si bien se realizaron recomendaciones de medidas de protección ambiental y el plan de gestión ambiental que fueron presentadas a la Secretaría de Gestión Ambiental y Desarrollo Sustentable de la Nación en 2015 y dio la no objeción.

Con respecto a las cuestiones pendientes Orduna afirmó: “De empezar con los trabajos el año que viene, los protocolos debieran ser actualizados.Para poder concretar la obra debería realizarse entonces la Audiencia Pública y luego  realizar el llamado a licitación para el inicio de obras”.

Vea el programa “La Hora del Magdalena” completo aqui:

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Abril 2021
Ver publicación online aquí Revista A Buen Puerto - Abril 2021 - "La hora del Magdalena".