El modelo de consorcio de gestión, con participación de los directos interesados en las decisiones, es una herramienta clave para el desarrollo económico y la generación de empleo

La autonomía de los consorcios, los desafíos de las nuevas gestiones y la equidad de género fueron los tres temas

El evento busca consolidar un espacio anual en el que se discuten temas de un sector que ha ido creciendo en la consideración pública, en función de su aporte a la economía y al desarrollo que ha tenido en estos años.

Esta jornada contó con la participación de presidentes de diferentes consorcios portuarios bonaerenses: Gabriel Felizia (Mar del Plata), Carla Monrabal (Dock Sud) y Cecilia Comerio (San Nicolás).

“Es un logro del gobierno de la Provincia el haber impulsado la renovación de los consorcios de los puertos con una mirada de igualdad de género”, fue una de las primeras declaraciones de Felizia, quien asumió su cargo en abril de este año, en medio del aislamiento social preventivo y obligatorio, lo cual significó un enorme desafío de gestión.

“A fines de abril descubrimos una gestión anterior morosa en términos del avance de la agenda de las necesidades del puerto, con barcos inactivos ocupando el 35% de los muelles, y un consorcio sin planificación. Actualmente, la nueva gestión tiene cuatro ejes fundamentales de trabajo a desarrollar: el productivo, relacionado con la industria de la pesca, la logística y la industria naval; el ambiental, que se espera que sea transversal a todas las áreas y decisiones; el turismo, ya que el puerto de Mar del Plata tiene un sector importante destinado a tal n; y la paridad de género. Estamos convencidos de este camino y actualmente vamos instrumentando los mecanismos que nos permitan entrenar a mujeres en sectores operativos del puerto que no son habituales, para que puedan acceder a todos los lugares de funcionamiento del puerto”, expresó Felizia.

“Tenemos el reto de empezar a construir un camino que tiene que ver con tratar de equiparar en tareas tanto a hombres como a mujeres, como a los distintos géneros que nos integran como sociedad”, resaltó Cecilia Comerio, cuya designación tiene solo tres semanas, y fue la segunda mujer -luego de Carla Monrabal en Puerto Dock Sud- en ser designada al frente de un consorcio portuario.

Debido a la reciente formación del consorcio –solo 15 meses de funcionamiento- aún se encuentran en proceso de adaptación sobre su funcionamiento. Sin embargo, Comerio fue clara con sus metas: “vine con un objetivo central que tiene que ver fundamentalmente con aumentar la producción y el empleo. El desafío es poder ensamblar y acompañar el desarrollo productivo de nuestra provincia con las actividades que desarrollamos y podemos desarrollar en el puerto”.

A su turno, Carla Monrabal, realizó un planteo muy similar al de Felizia en relación al estado en el que encontró el consorcio de gestión al asumir su cargo, en abril de este año. “Al llegar me encontré con un consorcio muy nuevo y sin una política clara de gestión. Cuando uno trabaja en puertos tiene que pensar en una planificación a 20 años por la magnitud de la inversión en infraestructura y la generación de políticas públicas”. Es por esto que estamos diseñando un plan de trabajo con seis ejes principales: el fortalecimiento de la infraestructura, el fortalecimiento institucional, la estrategia comercial, el vínculo con la comunidad, la equidad de género, y la sustentabilidad.

Queremos impulsar la industria argentina al mundo a través de una plataforma logística eficiente, competitiva, equitativa y comprometida con la comunidad”, manifestó Monrabal.

La titular del consorcio portuario de Dock Sud adelantó además su intención de trabajar “en la recuperación ambiental de riberas y sitios de protección de fauna y oras portuarias. Incluso espero cumplir mi deseo de generar dentro del puerto un corredor para avistaje de aves”.

Los tres expositores coincidieron en la fuerte capacidad que tienen los puertos de generar derrame económico a través de puestos de trabajo.

“Actualmente la ciudad de Mar del Plata tiene un 26% de desocupación. Esto supone que necesitamos crear 200 mil puestos de trabajo y los puertos son un gran instrumento para el desarrollo de las comunidades, de la Provincia y de la Argentina”, manifestó Felizia.

“El puerto es uno de los factores más importantes en la generación de empleo y por este motivo es un fuerte potenciador del desarrollo económico de la provincia”, acordó Comerio.

En la misma línea, Monrabal explicó que “los puertos son la entrada y salida de todo lo que es la industria a nivel nacional y necesitamos potenciarla para que sea eciente y competitiva. Queremos que nuestra sociedad esté orgullosa de tener un puerto y que el mismo derrame a la economía, sabemos que el puerto es un gran generador de mano de obra”. Fuente: Transport & Cargo

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Setiembre 2021
Ver publicación online aquí La AGP ya está a cargo de la Hidrovia