El emprendimiento de crear una empresa de cabotaje con pabellón argentino obtuvo el Premio Nacional Carlos Armero Sixto 2020

Entre las 15 presentaciones recibidas, el proyecto para crear una línea de cabotaje con bandera argentina se alzó con la edición 2020 del Premio Nacional Carlos Armero Sixto.

La distinción fue recibida por Martin Maggiori, socio gerente de la empresa de servicios portuarios La Barquita SRL, e impulsor del emprendimiento, de manos del Prefecto Nacional  Naval Rubén Farinón y Ariel Armero, editor de Globalports. Agustín Barletti, presidente del jurado, expuso los argumentos por los que fue otorgada la distinción.

La ceremonia de premiación tuvo lugar en el Edificio Guardacostas, sede de la Prefectura Naval Argentina, y formó parte del cierre del XXX Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior.

Cambiar la matriz logística actual, reactivar astilleros nacionales, la flota marítima nacional, y reciclar embarcaciones existentes son los puntos clave de un plan que comenzó a escala provincial, solo para Santa Fe, y luego se amplió a nivel nacional.

El proyecto se basa en la creación de una alianza púbico privada, para la explotación y desarrollo de una línea fluvial y marítima propia con el fin de potenciar los puertos argentinos y sus industrias. Para tal fin, se propone adquirir buques para transporte de contenedores de los denominados feeders o recolectores que puedan operar en todos los puertos.

Con su extensión a nivel nacional, el proyecto se divide en tres grandes zonas a operar: hidrovía del rio Paraná, puertos patagónicos, e hidrovía del rio Uruguay.

Hidrovía del Paraná:
La ruta se cubriría con dos barcos, uno con capacidad de 200 Teus (unidad equivalente a un contenedor de 20 pies) que posteriormente se le puede anexar una barcaza para transportar unos 450 Teus si la ruta lo demanda. Las unidades están identificadas, solo hay que modificarlas, trabajo que demanda un tiempo de tres meses en astilleros argentinos.

En una de estas líneas, el buque debería contar con grúas propias y su recorrido sería entre los puertos de Posadas, Corrientes, Diamante, Villa Constitución, San Pedro, Buenos Aires garantizando dos servicios regulares por mes.

Una segunda línea, con buques sin grúas recalaría en las terminales fluviales de Formosa, Barranqueras, Santa Fe, Rosario, Zárate, y Buenos Aires también con dos servicios mensuales.

Puertos patagónicos:
Un buque de porte mayor con una eslora máxima 140 metros con grúas propias realizaría el recorrido por Buenos Aires, Bahía Blanca, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Caleta Paula, y Ushuaia con dos paradas regulares por mes.

Según las cargas disponibles se analizaría incorporar a San Antonio Este y Punta Quilla, porque en Río Gallegos no hay infraestructura disponible dada su amplitud de marea de 12 metros.

Hidrovía del río Uruguay:
Se prevé un servicio semanal desde el puerto de Concepción del Uruguay directamente conectado con el Puerto de La Plata.

El puerto necesita regularidad para generar la confianza necesaria, muchas veces hay cargas y no hay bodegas disponibles, y otras veces sucede exactamente lo inverso. Esto significa que nadie se va a arriesgar a ir repetidas veces haya o no cargas, dado que el costo operativo de un buque promedio ronda los u$s 10.000 diarios.  Por eso, para poder realizar este proyecto se propone una intervención estatal solo por un tiempo determinado de18 a 24 meses, es lo necesario para demostrar que la ruta está trazada y operativa. Una vez que esté funcionando positivamente el Estado se retira, dejando reducción de costos logísticos, astilleros reactivados y una flota marítima y fluvial argentina navegando”, destacó Maggiori al recibir la distinción.  Fuente: Tansport & Cargo

Vea la ceremonia de entrega del premio aqui:

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Enero 2021
Ver publicación online aquí Presentación del XXX Seminario Internacional de Puertos y Vías Navegables - Entrega del Premio Carlos Armero Sixto - Todas las Noticias del Sector en formato Multimedia