Por Ariel Armero //

El 28 de marzo el Centro de Comisarios Navales cumplió 104 años de vida. A Buen Puerto dialogó con  su Secretario General, CN Juan Carlos del Palacio. A continuación los aspectos centrales de esa entrevista, que es parte de la edición de Marzo de 2021 de la Revista A Buen Puerto.

¿Qué se siente al conducir esta institución que cumple nada menos que 104 años?

Un gran orgullo, porque este centro profesional, este gremio, en varios pasajes del siglo pasado escribió en su historia páginas muy dignas participando activamente junto con otras organizaciones del sector, defendiendo con firmeza y convicciones los intereses de los Comisarios Navales asociados. Vivió momentos de pleno empleo y alcanzó un hito en la década del 70 cuando se impulsó activamente la participación de las primeras mujeres en la marina mercante argentina a partir de lograr su ingreso al cuerpo de Administración en la Escuela Nacional de Náutica “Manuel Belgrano”. En fin, estamos muy orgullosos de conducir esta institución, pero no sólo por su vida pasada sino por su presente y su futuro.

Y sobre el futuro, ¿qué puede decirnos de la formación de los Comisarios que hoy estudian y egresan de la Escuela de Náutica?

Estamos convencidos que su capacitación y formación específica está en condiciones de brindar una respuesta más que satisfactoria al armador que decida apostar por su incorporación. El perfil del egresado no es el de épocas pasadas, sino que el actual Comisario suma a aquellas funciones tradicionales: administrativas, conducción de los servicios auxiliares de cámara y cocina, atención de autoridades, control de la documentación de a bordo, etc., nuevas áreas de conocimiento tales como preservación del medio marino, seguridad del buque, manejo de sistemas administrativos modernos, entre otras, que sin duda son de vital importancia para toda empresa naviera.

El diseño curricular referido a la formación de este Oficial de la Marina Mercanteretoma las funciones de administración del Comisario Naval convenientemente actualizadas. La capacitación está pensada en función de dar respuestas a los nuevos requerimientos no sólo del Armador sino también de los clientes que contratan sus servicios.

La especialidad demanda dos años de cursada en la Escuela, contemplando luego un período obligatorio de práctica/embarco de 180 días, además de exigir la aprobación de doce cursos STCW relacionados, exigibles y requeridos para alcanzar su completa formación y obtener de esa manera el título de Comisario Naval.

Y ante el incremento notable de controles tanto nacionales como internacionales que se exigen al buque, con la carga administrativa adicional que ello implica, ¿podrían también aportar allí una solución concreta?

Sin duda alguna que el incremento de auditorías, inspecciones, rendiciones específicas a distintos organismos y actores involucrados sobrecargan tanto a Oficiales de Cubierta como de Máquinas formados para las funciones propias de su especialidad. En estos casos contar con el Comisario encargado de estas actividades implicaría un notable avance y el aporte concreto de soluciones al respecto. Además está en condiciones de sumarse e integrar equipos profesionales para desempeñar determinadas funciones o actividades en tierra vinculadas con su área de capacitación, sea en empresas navieras, agencias marítimas, terminales portuarias, etc.

¿Y en cuanto a la orientación específica vinculada con el cuidado del medio marino y la seguridad del buque que nos puede comentar?

Para dar cumplimiento a uno de los objetivos de la OMI (Organización Marítima Internacional) que es el de alcanzar una “navegación más segura y mares más limpios” se requiere de dotaciones marítimas calificadas en este tema puntual. En tal sentido la formación del Comisario Naval aborda una capacitación específica en protección del medio marino, cumpliendo funciones de asesoramiento y prevención de acuerdo a los requerimientos propios de su función. Y en cuanto a seguridad del buque los Comisarios Navales reciben formación en temas tanto de prevención como de preparación para emergencias y cuidado de las personas a bordo.

¿El Centro de Comisarios Navales brinda algún tipo de apoyo a los cadetes de Administración de la Escuela de Náutica? 

El Centro apoya a los futuros Comisarios tanto en la preparación para su ingreso, como durante toda su cursada en la Escuela, y también asistiéndolos al iniciar sus primeros pasos en la actividad. El apoyo es de diferentes maneras, va desde el otorgamiento de becas hasta cursos adicionales de formación.

¿Cómo vislumbra el futuro de la Marina Mercante argentina?

El golpe de los 90 fue muy duro y a partir de allí se vivió una caída casi constante de nuestra marina mercante. Tal como en otros momentos del pasado, hoy se vuelve a trabajar en distintos proyectos que sin más demora deben ponerse en marcha para impulsar su crecimiento y revertir este lamentable sombrío estado actual y donde no se encuentra explicación alguna para que un país como el nuestro no cuente con una consolidada marina mercante nacional. Sin dudas que no debería demorarse más la adopción de medidas que signifiquen alicientes concretos para favorecer su crecimiento, que redundará en mejora para el comercio exterior con el impacto que ello significa para el desarrollo de la economía del país, y fundamentalmente para terminar impactando positivamente en el trabajo de los marinos mercantes argentinos.

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Marzo 2021
Ver publicación online aquí Revista A Buen Puerto - Marzo 2021 - Primera reunión del Consejo Federal de la Hidrovía