El presidente de ANP, Juan Curbelo, informó a los medios de comunicación la decisión tomada por el gobierno uruguayo de dragar el canal de acceso al puerto de Montevideo a -14 metros de profundidad. El Ejecutivo pretende obras en varias terminales fluviales cuya inversión ronda el orden de los 100 millones de dólares.

El gobierno tiene previsto comenzar las obra de dragado del Puerto de Montevideo a comienzos del 2021 confirmó el Presidente de la Administración Nacional de Puertos, Juan Curbelo, tras reunirse con el presidente Lacalle Pou. El objetivo de la obra es aumentar la profundidad y permitir el arribo de buques de mayor calado que en la actualidad.

El presidente de la ANP explicó que todas las posibilidades están abiertas para hacerse cargo de los trabajos, no sólo del puerto montevideano, sino del dragado de otras terminales portuarias que implicarán una inversión del orden de los 100 millones de dólares.

El puerto de Montevideo está en el entorno de los 12 metros. “Ir a los 14 metros implica una obra importante, sobre todo en el canal de acceso al puerto. Son entre 12 y 18 meses, más allá del llamado que se tiene que hacer para la presentación de las distintas alternativas”.

La actual administración de la ANP busca generar un puerto referente en la región, “de aguas profundas”. “Entendemos que el puerto de Montevideo tiene una potencialidad muy relevante, pretendemos que sea un puerto referente en la región, que sea el de aguas profundas, de ingreso al Río de la Plata. Es una obra que generará un cambio sustancial”, prometió.

“El dragado debe ser continuo. Nosotros geográficamente estamos en un lugar que tiene cierta profundidad natural; igual estas profundidades no son naturales y requieren trabajo de forma permanente”, explicó Curbelo.

El flujo de barcos continúa, se puede dragar y a la vez puede estar operativa el área portuaria, aseguró Curbelo. “El puerto necesita espacio, siempre requiere aumentar su capacidad para prestar mayores servicios. Se genera esa tirantez que ocurre en todos los puertos del mundo”.

Creemos que la obra debería comenzar a principios del año que viene para que en 2023 el puerto tenga el calado definido, expresó Curbelo. En cuanto a cuál sería la forma en que esto se concrete, dijo que no se descarta “ninguna de las herramientas” y que perfectamente se puede hacer mediante un llamado, por iniciativa privada o con las dragas de la ANP. Aunque sobre esta última posibilidad recordó que también se deben dragar otros puertos del país y esto es una tarea “de vital importancia”. Fuente: ANP

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval