El Sindicato Unidos de Portuarios Argentinos (SUPA) de Mar del Plata denunció que 42 estibadores debieron aislarse por permanecer toda una jornada de trabajo en un buque con varios casos de coronavirus. La embarcación, denominada “Natalia”, no respetó los protocolos, al eludir notificar a las autoridades portuarias sobre los contagios.

Desde el sector gremial apuntan contra la empresa Moscuzza, propietaria del pesquero, porque afecta la salud y el empleo de los trabajadores en plena época de zafra.

“Los estibadores empezaron a descargar el barco a las 7 de la mañana y recién a las 17 les avisaron que había como 7 u 8 contagiados de COVID”, denunció Carlos Mezzamico, secretario general del Supa, que responsabilizó a la empresa por no tener “permiso para descargar este lunes, sino hoy”. El dirigente gremial lamentó que “desde que arrancó la pandemia, es la primera vez que se rompen los protocolos, que estipulan que los barcos debe informar a las autoridades la situación de salud de la tripulación y si hay casos sospechosos y, si se permite el desembarco, se debe desinfectar”.

Mezzamico explicó que la tarea de los estibadores se realiza generalmente “recién 4 ó 5 horas después”, y que en el caso del pesquero Natalia “todo esto no sucedió”. “Esta empresa hizo lo que quiso y ahora 42 muchachos están aislados en un hotel, y tienen que esperar 3 días para recién hisoparlos”, criticó el gremialista. Advirtió que “si dan positivo, tienen otros 14 días sin trabajar, perdiéndose días de zafra”.

Mezzamico denunció un “perjuicio enorme para ellos y todo por culpa de la irresponsabilidad de un empresario”, en un momento complejo para la economía nacional y la industria pesquera en particular.  Fuente: Asteriscos.TV

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Agosto 2021
Ver publicación online aquí Los protagonistas de las 4tas Jornadas de Transporte y Logística