La Terminal Portuaria Fertisa, que opera en el sur de Guayaquil y que recibe este tipo de carga – nitrato de amonio- señala que sus bodegas también cumplen con los estándares de seguridad, certificadas por Agrocalidad.
Por esas instalaciones se importa desde hace muchos años nitrato de amonio para fines agrícolas. Francisco Barriga, gerente general de Fertisa, indica que la terminal lo hace cumpliendo los requerimientos regulatorios de los entes de control y con las medidas de seguridad para la manipulación y posterior almacenamiento.

En Ecuador, el ejecutivo agrega que el nitrato de amonio de uso agrícola es diferente al nitrato de amonio que se emplea para la minería, de grado industrial. Y explica que para que el nitrato de amonio sea de riesgo debe existir una combinación de elementos que lleve, a más del nitrato de amonio, combustible y un detonante de alto poder explosivo.
El nitrato de amonio que explotó en Beirut se cree que fue comprado para la minería, según datos recientes.
Para tener bajo control cualquier riesgo, Fertisa sostiene que cuenta con una bodega específicamente separada y acondicionada para este producto, que tiene áreas ventiladas y alejadas de la exposición directa a rayos solares para la conservación del producto. Además posee un control de temperatura interior, así como un sistema de pararrayos y está protegida por una red contra incendios.

La Asociación de Terminales Privados del Ecuador (Asotep), que agrupa a ocho instalaciones portuarias de la ciudad, parte de ellas ubicadas en la isla Trinitaria, esgrime que los puertos asociados aplican todas las normativas, regulaciones y los procedimientos para el manejo de la carga peligrosa que “garantizan la integridad del personal y de las infraestructuras”.

El Gobierno libanés asoció la explosión a 2750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años embodegadas en el puerto sin las medidas de seguridad adecuadas. Este es un compuesto que se lo usa con fines agrícolas, como fuente de fertilizantes, y en la industria de la minería. Por eso es común que transite por vía marítima y llegue con frecuencia a muchos puertos en el mundo.
Ecuador importa este componente químico para uso agrícola. La carga entra por diferentes puertos de Guayaquil, como Contecon, Fertisa y otros ubicados en el sur.
Los especialistas indican que el nitrato de amonio tiene sus riesgos, pero para su detonación debe existir una combinación de factores, como dosis altas, presencia de sustancias combustibles o fuentes intensas de calor. En la reducción de riegos también influyen las medidas de seguridad que se establezcan en el almacenamiento.
Contecon, el principal puerto ubicado en el sur de Guayaquil, ha recibido buques y almacenado dentro de sus instalaciones este tipo de carga, bajo la modalidad big bags (contenedor industrial diseñado para almacenar y transportar productos).
El concesionario refiere que sigue “estrictos protocolos de seguridad” para la descarga y el almacenamiento según la normativa nacional e internacional que se exige.
Al momento, Contecon no tiene este compuesto en sus instalaciones. Según la terminal, el almacenamiento de sustancias químicas de esta naturaleza se lo realiza en bodegas que cumplen todos los estándares dispuestos por las autoridades.
Son bodegas que “cuentan con ventilación adecuada, aisladas de otros productos químicos que no sean compatibles, red contra incendios y monitoreos permanentes de concentración de gases”, indica John Villamil, gerente de Seguridad y Ambiente de Contecon. Fuente: El universo 

[calameo code=0062000321ebf38b286f1 mode=viewer page=7 width=560 height=350 hidelinks=1]

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval