En la petrolera estatal están aliviados por haber evitado un juicio mucho más gravoso y celebran haberse desprendido de una pesada carga operativa y comercial.

Seguramente varios gestos de alivio se percibieron durante los últimos días en las oficinas que la petrolera YPF tiene en Puerto Madero, tras haberse sellado el acuerdo con la empresa Exmar para dar de baja al contrato por el alquiler y operación de la barcaza de licuefacción “Tango”, en el puerto de Bahía Blanca.

La petrolera de bandera nacional acordó pagar u$s 150 millones en cuotas para cancelar un ruinoso contrato de licuefacción de gas suscripto por Miguel Gutiérrez en la compañía, durante el gobierno de Mauricio Macri.

YPF informó a la Bolsa de Comercio el acuerdo se cerró con las empresas EXMAR Energy Netherlands BV, Exmar Argentina SAU y Exmar NV , mediante el cual, sin reconocer hechos ni derechos, se establece la finalización de los acuerdos de chárter y servicios de licuefacción de la barcaza licuefactora, celebrados el 20 de noviembre de 2018 pasado.

En la nota enviada a la Bolsa, Santiago Wesenack, responsable de relaciones con el mercado de YPF, informó que Exmar recibirá un primer pago de u$s22 millones -ya desembolsado- y 18 cuotas mensuales de u$s7 millones por el saldo.

En YPF están aliviados por haber evitado un juicio mucho más gravoso y celebran haber sepultado para siempre el “peor contrato” firmado en toda su historia.

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Nov. 2020
Ver publicación online aquí Oportunidades de descarbonización del transporte fluvial en la Hidrovía Paraguay-Paraná- Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo Presenta: Buques y puertos sustentables para una Marina Mercante Nacional: Leyes de Marina Mercante e Industria Naval