Según la Bolsa de Comercio de Rosario, en harina y en aceite el país alcanzará exportaciones por 26,6 y 5,4 millones de toneladas, respectivamente.

Argentina volverá a ser este año el principal proveedor de harina y aceite de soja a nivel mundial con exportaciones por 26,6 y 5,4 millones de toneladas, respectivamente.  El dato es una estimación de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que reveló que el país aportará el 40% de la harina comercializada del mundo, de la que también es el principal productor a nivel planetario.

Se venderán al exterior 26,6 millones de toneladas, Brasil venderá 16,8 millones, Estados Unidos 12,9 millones y Paraguay 2,4 millones. De esta manera, sumado a otros países exportadores, el comercio mundial de harina alcanzará en 2021 las 66,4 millones de toneladas, proyectó la BCR.

La entidad bursátil rosarina explicó que “el comercio internacional de harina de soja es equivalente a cerca del 25% de la producción global, lo que muestra la relevancia de la producción para consumo doméstico de este producto del complejo soja”.

Lo mismo sucede con el aceite de soja, del que se comercializa en el mercado mundial cerca del 20% de la producción global. En este rubro Argentina exportaría 5,4 millones de toneladas, seguido por Estados Unidos con 1,2 millones, Brasil con 1,1 millones y la Unión Europea con 800.000 toneladas. A nivel mundial, el comercio alcanzará los 11,7 millones de toneladas.

“En este marco, esta nueva campaña espera un crecimiento del consumo global de aceite que proyecta a China, Brasil y la India encabezando la demanda mundial, lo que también ajusta levemente al alza la producción mundial”, puntualizó la entidad.

La propia BCR hace algunos días lanzó otro pronóstico alentador: las exportaciones del complejo sojero superarán por primera vez este año los 20.000 millones de dólares, un nuevo récord. 

Las ventas al exterior de harina, aceite y poroto rondarán los 20.418 millones de dólares apuntalados por la mejora de los precios internacionales que permiten alcanzar ese nivel de venta en dólares pese a una cosecha menor y también más bajos volúmenes exportados en aceite y poroto. El complejo sojero aportó en 2020 el 27% de las divisas que obtuvo el país.

El cálculo se realizó bajo dos grandes supuestos: primero, que los precios FOB vigentes para estas mercancías en puertos nacionales se mantengan en las cotizaciones actuales, y que no haya nuevos descuentos a los rindes estimados para la campaña. “Este monto representaría un récord absoluto para el valor exportado en concepto de harina, aceite y poroto de soja, venciendo la nunca antes alcanzada barrera de 20.000 millones de dólares y superando los montos logrados en 2011/12 (u$s19.696 M) y 2013/14 (u$s19.376 M)”, destacó el informe.

El valor exportado se ubicaría 26% por encima del de 2019/20 a pesar de que el tonelaje se estima 1% inferior al embarcado en el pasado ciclo. “El monto exportado mejoraría en un 30% el promedio de las últimas cinco campañas, mientras que el volumen exportado sería un 8% menor”, indicó la entidad. El reporte estima una caída productiva en la Argentina del 11%, a 45 millones de toneladas.

Del lado de la demanda, se proyecta una baja en los envíos de poroto sin procesar y de aceite de soja (gracias al mayor uso interno por la recuperación en la producción de biodiésel respecto del 2020 con la pandemia), en tanto que aumentarían los despachos de harina de soja. Se estima que la exportación de poroto de soja sin procesar alcance 5,5 millones de toneladas, recortándose en 1,2 millones de toneladas respecto de la campaña anterior. La exportación de aceite de soja caería en 655.000 toneladas respecto al ciclo anterior, hasta 5,4 millones de toneladas (-11%). Las exportaciones de harina de soja se prevén en 26,6 millones de toneladas, un 6% por encima del ciclo pasado.  Fuente: Gaceta Mercantil

Intro Nueva Edición Revista
A buen Puerto
Abril 2021
Ver publicación online aquí Revista A Buen Puerto - Abril 2021 - "La hora del Magdalena".