El impulso dado durante la gestión de Guillermo Dietrich en el ministerio de Transporte entre 2015 y 2019, y la continuidad de las obras en los últimos dos años, explican el aumento en el volumen transportado

Por Agustín Barletti

Cuando un tema se lleva como política de Estado más allá de los gobiernos de turno, los resultados no tardan en producirse. Trenes Argentinos Cargas (TAC), empresa del Ministerio de Transporte, despachó en agosto 808.233 toneladas, lo que determinó un crecimiento del 30% en relación al mismo mes de 2020.

Esto es producto de una serie de obras de infraestructura que arrancó en 2015 con la llegada de Guillermo Dietrich al ministerio de Transporte de la Nación. Durante su gestión, se renovaron 900 km de vías para el Belgrano Cargas, 319 en obra, 60 en licitación y 459 proyectados. Es decir, más de 1.700 km de vías en proceso. También hay1.163 km de mejoramiento de vías de las líneas San Martín y Urquiza Cargas (923 finalizados, 166 en ejecución, 75 en licitación). Se recuperaron 93 puentes en mal estado, se incorporaron 3.500 vagones y 107 nuevas locomotoras. Hubo puesta en valor de talleres y estaciones de servicio. Y se instaló un sistema de frenado automático por primera vez en la historia de los trenes de carga.

En estos últimos dos años, el empujón inicial prosiguió, y puntualmente, en la línea San Martín, más de la mitad de las toneladas de granos despachadas en agosto se alcanzaron por el transporte compartido que se realiza con la concesionaria Nuevo Central Argentino (NCA). En tanto que la línea Belgrano llegó a un nuevo récord mensual de carga favorecido por la habilitación de ocho nuevos desvíos ferroviarios apostados en la traza cerealera que pasa por las provincias de Salta, Chaco, Santiago del Estero y Santa Fe.

En cuanto a los áridos, categoría que incluye piedra partida, carbón de coque, clinker y arena entre otros, tuvo un crecimiento mensual interanual del 67% respecto a 2020 y consolidó un nuevo récord desde la conformación de TAC en 2013. En este punto se destacaron las cargas provenientes de Cuyo que se duplicaron con la incorporación de nuevos destinos como los de las localidades cordobesas de Villa Valeria, Cucha Cucha y Tosquita. También en áridos, la línea mesopotámica se destacó por un incremento del 55% respecto a 2019 en la comparación interanual para agosto.

Asimismo, durante el mes pasado también se destacó la reactivación, luego de ocho años, del transporte de productos industriales desde la Zona de Actividad Logística (ZAL) en Villa Mercedes, San Luis con destino a Buenos Aires, con una proyección de 60 vagones mensuales.

Respecto a los productos de consumo se logró un incremento del 21% respecto a 2020 y 117% comparado a 2019 traccionados por el aumento del transporte de cemento, cerámicos y bebidas y por nuevos flujos de carga que se incorporaron como es el caso del azúcar desde Tucumán a Buenos Aires. Fuente: Transport & Cargo, El Cronista.

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Octubre 2021
Ver publicación online aquí Edición Especial Zárate Campana 2021