Desde hace 30 años, nadie le encuentra la vuelta a Astillero Río Santiago, un gigante dormido. Su nuevo presidente, Pedro Wasiejko, plantea una salida novedosa.

El Astillero Río Santiago está cerca de cumplir 70 años. Considerado durante décadas el más grande de Sudamérica, ponderado por su capacidad y señalado como “estratégico” para un país que siempre le dio la espalda a su mar, atravesó las últimas 3 décadas en una “nebulosa” y siempre cruzado por versiones de cierre.

La llegada de Axel Kicillof al Gobierno bonaerense, con su discurso productivistas, ilusionó a un plantel de 3.200 trabajadores y a miles de bonaerenses que quieren ver despegar al viejo Astillero. El 23 de marzo, Kicillof nombró al frente de la empresa al sindicalista Pedro Wasiejko, quien analizó pasado, presente y futuro de ARS en un extenso mano a mano en “Lado P” de Infocielo.

Para Wasiejko, en Río Santiago hay una “oportunidad de negocios que hay que aprovechar, pero también mucha tarea por hacer. Contrariamente a lo que pueda suponerse, la mayor parte es burocrática. Astillero Río Santiago está como en una nebulosa. Es un ente autárquico, pero está dentro de una estructura ministerial y tiene que seguir la lógica de compra de un ministerio público. No tiene agilidad para comprar, ni para la protección financiera de los ingresos: la plata que entra por alguna obra va a Tesorería de la Provincia“, analiza .

Hoy, se acumulan trabajos atrasados y casi todo el presupuesto -casi 6 mil millones de pesos- se destina al pago de sueldos. La pregunta que cae de maduro es: ¿es viable mantenerlo?

DE LA ZONA FRANCA A LA SOCIEDAD ANÓNIMA
Para Wasiejko hay que tomar dos medidas concretas y urgentes para garantizar el futuro: “La salida parcial de la zona Franca es el primer paso”, señala, en referencia a la posibilidad de excluir a la empresa estatal de la zona aduanera y libre de impuestos generada en los 90, que incluye al Astillero.

Esa decisión constituiría el primer paso para operar a ARS como “una empresa que pueda vender en el mercado nacional y provincial“. Es que, señala el funcionario provincial, se podría gozar de las mismas exenciones impositivas sin que se tache la intervención en el mercado privado como “competencia desleal”. “Hace ruido, más allá de que no es así, y ese ruido imposibilita llevar a cabo trabajos o que Astillero termine trabajando para otra empresa“, reflexiona.

La segunda medida tiene un título polémico: el cambio de figura jurídica de Astillero Río Santiago, para convertirla en una sociedad anónima. “Nos permitiría operar en la realidad, tener clientes”, considera Wasiejko.

Hoy, como estamos, para un procedimiento de compras tenemos que esperar 9 meses y lo que se cobra no se puede proteger contra la inflación, en divisas, cuando tenemos insumos dolarizados o importados“, precisa, y añade: “necesitamos tener capacidad de proteger los ingresos“.

Yo soy partidario de una sociedad anónima cien por ciento estatal, que permita incorporar no sólo organismos estatales provinciales, sino estatales nacionales, y encauzar la relación con Defensa o Seguridad o Producción, abordar con áreas del Estado que nos pueden proveer trabajo y aprovechar la capacidad al máximo“, explica seguidamente.

La nueva conducción del astillero asegura que tanto Axel Kicillof como el ministro de Producción, Augusto Costa, están al tanto, y que trabajan para que el Estado nacional tome las medidas correspondientes.

¿CUÁNTOS EMPLEADOS TIENE ASTILLERO RÍO SANTIAGO?
La planta de empleados y rol de los sindicatos, especialmente ATE, fue un tema espinoso y polémico durante los gobiernos de Mauricio Macri -que llegó a opinar que a Astillero había que “ponerle una bomba“- y María Eugenia Vidal.

En aquellos años, se operó, en simultáneo a las intenciones de quienes manejaban el Estado, una campaña mediática orientada a generar consenso en torno a la necesidad de cerrarlo. Todo quedó en la nada.

Desde la vista formal, de la contabilidad, todas las personas están regularmente contratadas y tienen su recibo de sueldo. ATE percibe la cuota sindical o lo que corresponde por la mutual, como en cualquier empresa“, relata Wasiejko, dando por tierra con la polémica.

En total Astilleros tiene 3.200 empleados. tiene un enorme potencial pero en esta etapa está despertando”, agrega, en relación a la reanudación de los trabajos sobre los petroleros venezolanos, las lanchas de entrenamiento para la Armada, y otros trabajos navales. Fuente: Infocielo

.

Intro Nueva Edición
Revista
A buen Puerto
Junio 2021
Ver publicación online aquí Barranqueras: Puerto estratégico del Mercosur